Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Sur suspende la actividad de cinco bancos y su moneda cae un 10% en un solo día

ENVIADO ESPECIALEl Gobierno de Corea del Sur cerró ayer cinco bancos de negocios, considerados insolventes, siguiendo las instrucciones del Fondo Monetario Internacional de sanear el sistema financiero. El won se depreció un 10% respecto al dólar estadounidense, sembrando de nuevo la inquietud en la región. La Bolsa de Hong Kong perdió un 4,07%, la mayor caída desde el lunes negro de octubre, y la de Tokio, un 1,25%. También las europeas cerraron a la baja. Francfort perdió el 1,62%; Madrid, un 1,31%; París, un 0,92%, y Londres, un 0,90%. La intranquilidad se extendió a América. El Dow Jones cedió 70,87 puntos (0,88%), hasta 7.978,79, y Sáo Paulo caía un 4,3%.

El Gobierno de Corea del Sur, que había ordenado el cierre de siete bancos de negocios la semana pasada, decidió ayer el cierre de otros cinco: Daehan Investment, Nara Merchant, Hanhwa Merchant, Chungang Merchant y Shinhan Investment, calificados como insolventes, dentro del programa pactado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para sanear el sistema financiero surcoreano.Los depósitos de estas entidades ascienden a un billón de wones (unos 105.000 millones de pesetas), cantidad discreta pero que afecta al ahorro de varios miles de pequeños depositantes, muchos de los cuales intentaron rescatar ayer su dinero de las entidades clausuradas.

Así, lejos de mejorar, la situación financiera de Corea del Sur empeora por momentos y no pocos analistas creen que los préstamos de 55.000 millones de dólares (8,25 billones de pesetas) comprometidos por el FMI, el Banco Mundial, el Banco Asiático para el Desarrollo y un grupo de países encabezados por EE UU y Japón serán insuficientes para sacar del pozo al hoy tigre de las uñas rotas.

Lo que sucedió ayer es calco de lo ocurrido el día anterior. El won, la moneda surcoreana, prosiguió su vertiginoso descenso en caída libre ante el pánico de los operadores, que volvieron a centrar su atención en el dólar. El billete verde se cotizó a 1.565,90 won, es decir, un 10% más que el martes. Las autoridades decidieron suspender las operaciones por temor a nuevos descensos. En apenas 48 horas, el won se ha depreciado cerca de un 15% y el 80% desde octubre.

Pérdida de confianza

Los inversores han perdido la confianza en los rectores de la economía, quienes, por otra parte, se ven atados de pies y manos ante la píldora amarga impuesta por el FMI y la circunstancia de que los surcoreanos acuden el próximo día 18 a las urnas para elegir presidente.Los mercados occidentales empiezan a medir la profundidad de la crisis asiática por la magnitud de las medidas adoptadas para hacerle frente, informa Rafael Vidal. La Bolsa de Madrid bajó un 1,31% (8,28 puntos). Francfort perdió el 1,68% y Londres el 0,90%. París retrocedió un 0,92%.

La intranquilidad afectó también a los mercados suramericanos, aunque fueron dos de ellos, Argentina y Brasil, los que acumularon la mayor parte de las pérdidas. La Bolsa de Buenos Aires bajó el 2,76% y la de Brasil el 4,3/o, mientras Chile perdía el 0,6%, Venezuela el 0,16%, Colombia repetía y México y Perú ganaban un 0,03% y 0,09%, respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de diciembre de 1997

Más información

  • Los mercados mundiales ceden posiciones ante la profundidad de la crisis financiera asiática