Cuatro jóvenes reconocen ante el tribunal que mintieron a los clientes del Arny sobre cuál era su edad

Los testigos del caso Arny sufren severos problemas de memoria. Los hay que ya no se acuerdan si realmente se acostaron 15 veces con el imputado al que acusaron en la fase sumarial y otros que alegan que los tugurios eran tan oscuros que apenas pueden recordar una cara. Eso fue lo que ocurrió ayer con cuatro testigos que comparecieron ayer en la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla que, además, aseguraron que mentían a los clientes sobre su edad. Dos de ellos sí reconocieron entre sus clientes a Ramón de Carranza, Marqués de Sotohermoso, y Antonio Tejado, hermano de la tonadillera María del Monte.La jornada comenzó de la mano del número 38, un chaval de Arcos de la Frontera (Cádiz), que mantuvo que fue al Arny engañado por un amigo, que le dijo que iba a trabajar como recogedor de vasos en una discoteca. El joven reconoció que era algo más que aficionado a la heroína y sostuvo que, pese haber mantenido relaciones homosexuales pagadas, no le gustan los hombres.

En una de las noches que estuvo en el Arny mantuvo relaciones sexuales en los reservados, por las que llegó a obtener 20.000 pesetas, dijo. El testigo tuvo problemas para reconocer a algunos de sus supuestos clientes, pero sí identificó entre ellos a Antonio Tejado.

Según las acusaciones, el declarante manifestó que no estaba muy seguro sobre si cuando mantuvo esas relaciones era menor de edad o no, aunque las defensas sostuvieron que lo que dijo realmente es que engañaba a los clientes sobre su edad.

El segundo testigo duro de la jornada fue el 39. Flojo de memoria, este joven sólo fue capaz de acordarse de que mantuvo relaciones con Ramón de Carranza y Villalonga, marqués de Sotohermoso y Villapesadilla.

Francisco Baena, defensor de los dos acusados sobre los que los menores hicieron ayer blanco (Tejada y el marqués de Sotohermoso), subrayó que durante las ruedas de reconocimiento en comisaría los chavales fueron incapaces de identificar al marqués entre las cinco personas que les pusieron delante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de diciembre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50