Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rechaza la doble censura de la izquierda a sus presupuestos regionales

La izquierda regional (IU y PSOE) arrojó ayer argumentos contra los presupuestos elaborados por el PP para el próximo año, pero su censura no prosperó. El PP se defendió recordando la "insoportable" herencia que les dejó el Gobierno socialista y tumbó con su mayoría absoluta (55 diputados) las enmiendas a la totalidad presentadas por la izquierda. Otra protesta, la de los ediles alcalaínos de IU y PSOE, que desplegaron una pancarta dentro del salón de plenos para exigir más ayudas a los afectados por la legionella, fue silenciada con la suspensión momentánea de la sesión para retirarla.

MÁS INFORMACIÓN

Unos 20 alcalaínos, entre vecinos y concejales de la izquierda, se trasladaron ayer a la Asamblea de Madrid para gritar contra Alberto Ruiz-Gallardón, al que culpaban de incumplir su promesa sobre una inversión de 3.000 millones en Alcalá de Henares para mejorar la red de distribución de agua e impedir de esta manera que surgiera un nuevo brote de legionella en la localidad. El PP decidió presentar hace dos días una enmienda a su presupuesto regional para trasladar 14 millones de pesetas al Ayuntamiento de Alcalá de Henares de manera que se pueda indemnizar a las familias de los nueve fallecidos por el brote de legionella que afectó a este municipio en otoño del año pasado. Pese a las protestas, no habrá más ayuda regional.. Los presupuestos para 1998 elaborados por el Gobierno autonómico salvaron ayer el tradicional escollo parlamentario de las enmiendas a la totalidad que habían firmado IU y PSOE.

Ángel Pérez, portavoz de la coalición, recordó en su discurso "el ridículo" hecho por Aznar en la cumbre europea de Luxemburgo al no comprometerse con las políticas activas por la creación de empleo que allí se acordaron. De paso, Pérez extendió sus denuncias al Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón y descalificó los presupuestos del PP: "Aumentan las transferencias al sector privado, no incrementan la inversión de manera suficiente y encubren la deuda".

Sin apuestas por el empleo

Para IU, las cuentas populares están sobredimensionadas y "son más de derechas que los Reyes Católicos", pues "privatizan el gasto social, no apuestan por la vivienda y desatienden la creación de empleo". « El portavoz de IU consideró "una broma de mal gusto el plan de lucha contra el paro que incluye el presupuesto del PP y que no es más que una suma de partidas de las distintas consejerías por valor de 214.000 millones.El socialista Jaime Lissavetzky descargó más pesimismo sobre los números del PP: "Van a hipotecar con una insoportable deuda el futuro de esta institución. El PSOE dejó la Comunidad con 429.000 millones de deuda tras 12 años de gobierno. En sólo tres años, el PP ya se ha puesto en 656.000. Han hecho un presupuesto que no lucha contra el paro y que incluye unos ingresos que no son fiables. Ya les pasó en 1996 cuando hicieron una gigantesca operación publicitaria al presentar los presupuestos, de los que dejaron sin gastar 80.000 millones".

Lissavetzky dejó en su discurso una referencia muy crítica al PP: "Con este presupuesto, los madrileños se han quedado también fuera de Europa". El consejero de Hacienda, Antonio Beteta, agitado e irritado, replicó entonces a Lissavetzky con un arsenal de datos históricos donde denunciaba la ineficaz gestión que hicieron los socialistas. Aseguró Beteta que el PSOE acostumbraba a gastar mucho más dinero del que ingresaba la Comunidad, y concluyó: "Con el anterior Gobierno, España nunca hubiera cumplido los criterios de convergencia europea". Tras escuchar este argumento, la izquierda comparó a Beteta con aquellos niños que van a la guardería y en sus disputas utilizan monográficamente una coletilla: "Y tú más". "¿No eran ustedes el Gobierno de los mejores? ¿O resulta que sólo han venido a rematar la obra socialista?", se preguntó Ángel Pérez. Pero Beteta hizo oídos sordos y se fue creciendo con más "datitos" molestos para el PSOE. "Por su culpa", declaró el consejero de Hacienda mirando a los escaños socialistas, "la Comunidad de Madrid va a perder 7.000 millones de pesetas por un crédito de 250 millones de dólares que contrataron y que ahora tenemos que devolver sin posibilidad de refinanciarlo aprovechando la bajada del dinero".

También tuvo tiempo Beteta para hacerse autobombo: "En lo que va de año hemos recaudado en impuestos directos e indirectos 13.000 millones de pesetas más que lo previsto para todo el año en los presupuestos regionales. Del nuevo sistema de financiación de la sanidad acordado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, la Comunidad de Madrid va a recibir 20.000 millones de pesetas, resultando muy beneficiada. Desde que gobernamos, en la región se han creado 145.100 puestos de trabajo. Y con nuestro plan de lucha contra el paro se van a generar otros 50.000 empleos en el año l998".

El portavoz popular, Manuel Cobo, puso la guinda al debate con un nuevo ataque a los argumentos de la izquierda: "Lo que dicen no son mentiras, sino espirituales invenciones producto de la fertilidad de su ingenio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997

Más información

  • El pleno se suspendió para quitar una pancarta contra la escasa ayuda a las víctimas de la "legionella"