Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal vende el 35% de sus autopistas por 80.000 millones

La primera fase de privatización de la empresa nacional de autopistas portuguesa Brisa superó todas las expectativas y batió todos los récords de "sobresubscripción" en Portugal, según reconoció ayer el secretario del Tesoro y Finanzas luso, Fernando Teixeira dos Santos.El Estado vendió el 35% del capital de la empresa por un montante total ligeramente superior a los 98.000 millones de escudos (cerca de 80.000 millones de pesetas), entre trabajadores (3,77%), público en general (7,71 %) y pequeños inversores y emigrantes (88,52%).

A pesar de la sorprendente demanda que ha recibido la privatización de las autopistas, el precio de la acción quedó fijado en 4.850 escudos, muy cerca del límite máximo establecido por el Gobierno en 5.000 escudos. Los responsables del Ministerio de Finanzas reconocieron que más de 260.000 personas se quedaron con las manos vacías y la demanda fue 128 veces superior a la oferta, cifrada en 12,1 millones de acciones.

Los inversores más importantes fueron los grupos de gestión institucionales como Caixagest o el Banco Portugués de Investimentos (BPI). Esta respuesta ha animado al Gobierno a abordar la segunda fase de privatización de la empresa en 1998.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1997