Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Distintos nombres y una sola política

El presidente del BCE tendrá un norte, la estabilidad de precios y monetaria, pero enfatizará más o menos el uso de sus distintos instrumentos.

El gobernador de la Bundesbank, Hans Tietemeyer -como Bonn y, desesperadamente, La Haya-, apadrina al holandés Wim Duisenberg, de 62 años, ex ministro socialista de Hacienda que propugnó la política de gasto en la primera crisis del petróleo. Responsable del anclaje del florín al marco, es un duro.

Frente a él, el único candidato oficial, Claude Trichet, gobernador del Banco de Francia desde 1993. Enarca de 54 años, partidario del franco fuerte. Cederá paso seguramente a otro francés. El director general del FMI, Michel Camdessus, y el ex presidente Valéry Giscard d'Estaing -quien acaba de sustituir a Pasqual Maragall al frente de los municipios europeos-, constituyen sendas bazas de París.

Medios alemanes y franceses han lanzado oficiosamente el nombre de Luis Ángel Rojo, 63 años, gobernador del Banco de España desde 1994, artífice de la reconducción de la economía española. El Gobierno le apoyará, pero evita precipitarse en aventar su candidatura y quemarle en esta fase de aparición de nombres como setas. "Llegaremos hasta el final", aseguró a este diario un alto responsable de la economía española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de noviembre de 1997