Pujol ordena a sus consejeros que rechacen todos los proyectos legales del Gobierno

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, ha ordenado a todos los miembros de su Gabinete que digan siempre "no", y antes de siete días, a cualquier iniciativa legal que les remitan los ministros del Gobierno de José María Aznar, según publicó ayer el periódico La Vanguardia. Esta orden, enviada el 27 de octubre, es una reacción al decreto sobre la enseñanza de la historia realizado por la ministra de Educación, Esperanza Aguirre. Para el presidente del PP de Cataluña, Alberto Fernández, la circular de Pujol es la prueba de que desconfía de la capacidad de sus consejeros.

Más información

El presidente catalán justifica sus instrucciones "vista la forma como a veces actúa el Gobierno o algunos de sus ministros, que el caso del decreto sobre la enseñanza de la Historia ilustra".El último enfrentamiento en las relaciones entre CiU y el PP arranca del decreto de reforma de las Humanidades que impulsa la ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre.

Cuando CiU mostró su rotunda oposición al citado proyecto de decreto ley, el gobierno de Aznar respondió que el documento estaba en manos del consejero de Enseñanza desde hacía dos semanas sin que hubiera dado respuesta negativa.

En la misma circular, Pujol precisa textualmente: "Añadid que cuando ellos quieran, que os llamen y que ya hablaréis"; y concluye con la frase: "Hemos de evitar que nos hagan jugadas como la del citado decreto".

El presidente del Partido Popular de Cataluña, Alberto Fernández Díaz, considera que la circular "evidencia la escasa confianza que Pujol tiene en el sentido político y capacidad de iniciativa de sus propios consejeros, a quienes les dice al dictado qué deben hacer".

El presidente del Grupo Socialista en el Parlament, Joaquim Nadal, manifestó ayer que Pujol se ha convertido "en una parodia de él mismo" por haber enviado a todos sus consejeros una circular para que rechacen sistemáticamente todos los proyectos legales que reciban desde el Gobierno. Nadal afirmó que el objetivo de Pujol es "enseñar los dientes al PP

Nadal calificó la actitud de Pujol de "infantil e irresponsable porque ésta no es la manera de hacer las cosas. Lo de la circular entra en la habitual línea de Pujol de reñir, abroncar, aleccionar y sermonear. Por una parte le dice a uno de sus consejeros que ha patinado, y advierte al conjunto de ellos que [esta situación] no se puede repetir, y por otra parte le dice a Aznar que vaya con cuidado", añadió.

El dirigente popular Aleix Vidal-Quadras calificó a Pujol de "totalitario, autócrata e irracional" por haber llegado a una "fase de delirio absoluto" que le lleva a creerse capacitado para decir al Gobierno central del país, "democráticamente elegido", que no "puede mover un dedo" sin que él se lo diga.

A su juicio, el que Pujol se haya atrevido a enviar una circular a sus consellers ordenándoles rechazar por sistema cualquier iniciativa que les plantee el Ejecutivo supone "superar la línea máxima de aguante", y hace necesario considerar la posibilidad de convocar elecciones anticipadas si CiU sigue en el camino de lo "absurdo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 02 de noviembre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50