Un cliente dice que en el Arny buscaba sexo seguro e higiénico

El publicista Marcos Camacho, uno de los imputados en el caso Arny, reconoció ayer que frecuentaba el bar sevillano para mantener en su interior relaciones con homosexuales "con seguridad, higiene y tranquilidad". El acusado describió cómo las personas con sexualidad "diferente" se ven obligadas a buscar contactos con cierta clandestinidad o a acudir a locales de este tipo. Todos los imputados que declararon ayer admitieron haber frecuentado el Arny -uno llegó a decir que fue con su esposa-, pero negaron la presencia de menores de edad.Dos de los personajes que más llenaron de morbo el prolongadísimo caso Arny comparecieron ayer en la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla para proclamar su inocencia: el marqués de Sotohermoso y Villapesadilla, Ramón de Carranza, y el ex hermano mayor de la Hermandad de la Santa Cruz, Guillermo Carmona. El primero en comparecer fue el aristócrata, de 71 años y delicado estado de salud, que admitió haber acudido "unas cuatro o cinco veces" al pub, pero rechazó haber mantenido relaciones sexuales "remuneradas o no remuneradas, con mayores o con menores". En la misma línea se colocó el ex cofrade Guillermo Carmona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de octubre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50