Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un concejal del PP vendió su voto por 26 millones en Lanzarote

Un caso de presunta corrupción política se ha desatado en Lanzarote por las denuncias públicas presentadas contra el presidente del Partido de los Independientes de Lanzarote (PIL), Dimas Martín, y contra el alcalde de Arrecife (capital de Lanzarote) Cándido Armas, de Coalición Canarias, implicados supuestamente en la compra del voto de un concejal del Partido Popular (PP) en 1995, Juan Carlos Hernández, para que Armas lograse la alcaldía frente a la candidata del PP. Armas habría formalizado un acuerdo ante notario con Hernández, con participación de Dimas Martín como promotor, para conseguir su apoyo a cambio de 26 millones de pesetas, según informaba ayer la cadena SER. Los implicados niegan la existencia de tal acuerdo. Coalición Canaria y el PIL forman coalición de gobierno en el municipio.El escándalo se ha desatado como consecuencia de una moción de censura presentada el pasado día 10 contra Armas por dos concejales tránsfugas del PP, junto con los del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE) y por su propio socio de gobierno, el PIL.

Según el documento notarial, Juan Carlos Hernández daba su apoyo al alcalde de Coalición Canaria -impidiendo con su abstención que su compañera del PP María Dolores Luzardo se proclamara alcaldesa- a cambio de una cantidad de dinero. La cuantía quedó fijada en un sueldo de 300.000 pesetas mensuales durante los cuatro años de legislatura, así como varios pagos de tres millones de pesetas cada uno, todo lo cual hacía un total de 26 millones.

Concejalías

El acuerdo establecía igualmente que el concejal del PP ostentaría la Concejalía de Policía, Tráfico, Régimen Interior y Personal. Hernández abandonó el PP a principios de la legislatura en 1995 y pasó a apoyar desde el grupo mixto el pacto de gobierno municipal entre Coalición Canaria y el PIL.Los implicados se han negado a hacer declaraciones. Dimas Martín, un polémico político, ha desempeñado numerosos cargos públicos a lo largo de su carrera política, tanto a nivel municipal e insular como autonómica (diputado regional) o nacional (senador), y se ha visto obligado a comparecer en diversas ocasiones ante los tribunales. Sobre él pesaron dos condenas de inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos por delitos de cohecho y prevaricación durante su etapa de presidente del Cabildo Insular de Lanzarote. La entrada en vigor del nuevo Código Penal le permitió cumplir su última condena, que le había inhabilitado durante ocho años.

Dimas Martín ha sido igualmente -como fundador y presidente del PIL- protagonista principal de las sucesivas crisis políticas que se vienen produciendo en las instituciones municipales de la isla de la ciudad de Arrecife.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 1997