Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El agente Aguirre murió tras 26 horas de agonía

José María Aguirre, el ertzaina herido el lunes de un disparo del comando que pretendía atentar contra el museo Guggenheim, falleció a las seis de la tarde de ayer en el hospital de Basurto tras sufrir una hemorragia masiva. Su agonía duró 26 horas.Aguirre, de 35 años, casado y padre de un niño de nueve, provenía de una familia nacionalista y estaba afiliado al sindicato abertzale ELA-STV. Un portavoz de Hemen Gaude, la plataforma de la Ertzaintza nacida tras el asesinato por ETA del sargento y militante del PNV Joseba Goikoetxea, declaró: "Txema era un abertzale; los que le han matado no pueden volver a pronunciar esa palabra"

Aguirre, miembro de la séptima promoción de la Ertzaintza, era natural de Zalla, un municipio vizcaíno gobemado por el PNV, donde a las 19.30 de hoy se oficiarán los funerales. Ayer tarde, diez mil de sus vecinos se manifestaron pacíficamente para expresar su repulsa. Zalla ha convocado para mañana una marcha que partirá a las 19.30 de la plaza del Sagrado Corazón de Bilbao. Al acto ya se ha sumado Hemen Gaude y el sindicato de la Ertzaintza Eme, que ha pedido al lehendakari Ardanza y a la Mesa de Ajuria Enea que lideren los actos de repulsa.

Con Aguirre son ocho los ertzainas asesinados por ETA. El primero fue el teniente coronel Carlos Díaz Arcocha: murió el 7 de marzo de 1985 en Vitoria a causa de una bomba.

El presidente del Gobierno, José María Aznar, expresó ayer en Getafe (Madrid) "todo su afecto" a la familia del agente, a la vez que resaltó el comportamiento "ejemplar" de éste al enfrentarse a los etarras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de octubre de 1997