Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El productor José Frade pide casi 500 millones al actor Emilio Aragón

Los imputados lo consideran un chantaje

Hoy se inicia en Madrid la vista oral de la querella interpuesta por el productor José Frade, accionista de Antena 3, contra los responsables de la serie de Tele 5 Médico de familia. Frade acusa a Emilio Aragón, protagonista de la exitosa telecomedia, de un delito contra la propiedad intelectual y pide 468 millones de pesetas de indemnización. Los imputados, entre los que figura el padre de Emilio Aragón, consideran la querella como "un vulgar chantaje promovido por un personaje que quiere sacar provecho del éxito ajeno".

La querella se presentó a las tres semanas de estrenarse la serie Médico de familia, que desde el primer momento arrasó en los índices de audiencia. Frade alega que estaba inspirada en el argumento de Tres hijos para mí solo, una idea suya que tiene como protagonistas a un viudo con tres hijos, y su defensa dice que entre ambas existen varias "coincidencias básicas". Cita entre ellas que el protagonista de Médico de familia tiene coche, amigos, los abuelos se preocupan de sus nietos y la familia se reúne en la cocina de la casa.Globo Media, la productora de Emilio Aragón, mantiene que las coincidencias son "una simple retahíla de tópicos existentes en cualquier historia de ficción o de la realidad". Un viudo con hijos es el hilo conductor de numerosas series televisivas Padre forzosos, Tony Randall Show, Nido vacío, Tres en la carretera o Bonanza y un amplio número de películas.El conflicto se remonta a marzo de 1993, cuando José Frade y su hijo Constantino registraron un argumento en 20 fólios titulado Tres hijos para mí solo. Frade envió ese texto a Emilio Aragón padre, quien asegura que no le prestó la menor atención. En septiembre de 1994, los creadores de Médico de familia presentaron al registro 136 páginas con descripciones del proyecto que se ha convertido en el mayor éxito televisivo de los dos últimos años.

Tele 5 estrenó Médico de familia antes de que Antena 3 programara la obra de Frade. Una vez que ambas fueron sometidas al juicio del público, los resultados fueron: el 42% de la audiencia siguió la serie de Emilio Aragón, mientras que Tres hijos para mí solo se quedó en un 11,4%, lo cual determinó su rápida desaparición. De siete a ocho millones de espectadores es la media habitual de la teleserie protagonizada por Aragón, que continúa en antena en la cadena Tele 5.

Frade apoya el supuesto plagio en un informe pericial elaborado, entre otros, por Santiago Moncada, vicepresidente de la Sociedad General de Autores Españoles y guionista de las series Yo una mujer y Hermanos de leche, ambas emitidas en Antena 3 con escasa audiencia. La defensa de Emilio Aragón invoca la doctrina jurídica aceptada en todo el mundo de que las ideas no están protegidas por el derecho de autor, tesis que, de prosperar, limitaría drásticamente la creatividad audiovisual y literaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de octubre de 1997