Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lucrecia se abre a la música pop con su nuevo disco, 'Pronósticos'

La cantante cubana graba en Miami su cuarto trabajo

Lucrecia, la vocalista habanera radicada en Barcelona, publica su cuarto trabajo, Pronósticos, primer disco tras el traspaso de su contrato (de la independiente Magic Music a la multinacional Universal). Grabado en Miami, Pronosticos supone una aproximación a la música pop sin esconder sus vigorosas raíces cubanas.El representante de Lucrecia implora en vano: "No hables de política en las entrevistas, negra". Un consejo prudente: una entrevista publicada en este mismo periódico provocó que las autoridades cubanas prohibieran la emisión de sus discos, para consternación de sus padres, residentes en La Habana y simpatizantes de la Revolución. A través de ellos, Lucrecia ha recibido la sugerencia de escribir una carta de autocrítica para que se levante el veto.

Lucrecia no está dispuesta a rectificar. "Si dije que Castro haría un favor a Cuba retirándose, vaya, eso lo piensa secretamente el 90% de los que viven en la isla. Pero hay demasiado miedo. Y el Gobierno pide públicamente críticas constructivas; es una broma". Vivaracha y de risa generosa, Lucrecia sacude sus infinitas trenzas al explicar su curiosa situación: "A la vez, hay sitios de Miami donde no me dejan actuar".

Miami es una experiencia fuerte para un cubano, explica. "Nos han inculcado que EE UU es el enemigo y entras temblando de miedo. Luego descubres que es un lugar muy cosmopolita. Lo que más me choca es la nostalgia, la devoción furibunda por la estética, por la forma de vida en Cuba en los años 50".

Pronóstico contiene, repertorio seleccionado por Ricardo Edy Martínez, un marielito que se fue a Florida para tocar rock, junto con canciones hechas en España -firmadas por Federico Lladó, PúIgar o Juan Pablo Silvestre- y reaciones de Lucrecia: "Estoy orgullosa de Un carro, una casa, una buena mujer, que es una frase que decía un balsero detenido en Guantánamo. Lo vi en un documental de Carles Bosch, para el que compuse la música. Un trabajo que no hizo mucha gracia en La Habana, me parece".

Lucrecia tiene en demasiada estima su libertad para reprimirse por lo que piensen unos u otros: "Cuando,voy a Cuba me meto en tremendos Iíos. Por ejemplo, no tolero el machismo cubano, que es un defecto tolerado, transmitido y disimulado por las madres. O los prejuicios respecto a prietos y mulatos". No, no se calla -"ella es habladora", dice Lucrecia de sí misma-, y así revela que Pronóstico es otra etapa más de una carrera que ya ha cubierto la salsa y el bolero: "En algún momento quema grabar un disco de piezas de piano más bien clásicas"- dice.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 1997