El plante de los profesores apenas afecta a las notas

Tras el plante de las autoescuelas madrileñas que hace un año dejaron de presentar alumnos a los exámenes teóricos para obtener el carné de conducir, la Dirección General de Tráfico (DGT) cambió el sistema de evaluación. El jefe de formación de ese organismo, José Antonio Peñas, asegura que la modificación ya estaba en estudio y se llevó a efecto sin que la presión de las autoescuelas madrileñas y catalanas fuese la causa principal. Pedían los profesores de volante que el examen fuese más justo y se redactasen las preguntas con un lenguaje más sencillo.Se pasó de un máximo de cinco fallos a cuatro en total, pero antes se suspendía con dos errores en el primero de los tres bloques del examen, porque en él se revisaban los conocimientos más básicos. Se mantiene el mismo número de preguntas (40). "No es que el examen fuese injusto, era desequilibrado, ahora es más equitativo a la vista del alumno", dice Peñas.

Más información

Ahora el porcentaje de aprobados ha aumentado sólo ligeramente y se mantiene en torno a un 50% de media, según Peñas. La DGT computa el resultado del total de examinados en un año, sin especificar a cuántas convocatorias se ha presentado el alumno. En 1995 y 1996 (la modificación entró en vigor en septiembre de ese año), el porcentaje de aprobados en Madrid era del 50,66% y 50,28%, respectivamente, uno y dos puntos por encima de la media nacional.

En mayo pasado, según los datos de Peñas, aprobó el 54%, pero es un dato sólo referido a ese mes, y también aumenta algo el éxito en la prueba de circulación. El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, Daniel Victoria, asegura que si hubiese mantenido el tope de cinco fallos se hubiese llegado al 60% de aprobados.

En el examen de circulación, Madrid sigue por debajo de la media nacional (un 43% en 1996 frente al 50% de media). En Álava, Peñas no sabe explicar a qué se debe, aprueba el 75% de los alumnos, y en Soria, la provincia donde resulta más difícil, el 39%. La otra prueba práctica, la de destreza, es la que da menos disgustos: aprueba el 66,6% en toda España. Pero Madrid se queda en un discreto 61%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de septiembre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50