Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo arte británico levanta polémica

La Royal Acaderny mantiene una actitud defensiva pero inamovible respecto a la muestra de nuevo arte británico que inaugura hoy, y hasta finales de diciembre, en sus instalaciones de Londres: La polémica se centra en Myra, el trabajo de Marcus Harvey que reproduce una foto policial de Myra Hindley, encarcelada desde 1966 por el asesinato de varios niños, que la institución privada se niega a retirar.La exposición Sensación: Jóvenes artistas británicos de la Colección Saatchi, incluye otras obras aún más escandalosas. Los familiares de los niños asesinados se niegan a visitar la muestra de la Royal Acaderny y solicitan además el boicot del público. Intentan censurar Myra', un cuadro de grandes dimensiones que el joven Harvey ha realizado con impresiones de manos infantiles a partir de una fotografía de los archivos policiales. Este retrato ha sido ampliamente reprodúcido en los medios de comunicación y, como señala David Gordon, secretario de la Academia, "forma parte del dominio público y de nuestras conciencias".

Los hermanos Jake y Dinos Chapman construyen en fiberglass, instalado en la zona reservada para los mayores de 18 años, un grupo de niñas siamesas de mirada lánguida y cuerpos desnudos. Sustituyen algunas narices por penes, varias bocas por orificios anales y un par de uniones por vulvas femeninas.

Jake y Dinos Chapman, Damien Hirts, Rachel Whiteread Mat Collishaw, Ron Mueck, Gary Hume, Marc Quinnl- representados entre los 42 integrantes de esta exposición de más de 100 trabajos, lideran el camino en el resurgir británico de nuevas expresiones artísticas. Alarmar a base de contenidos escandalosos es una de las críticas que más recibe el colectivo de jóvenes artistas británicos. Un grupo que salió de las escuelas de arte a fina les de los años ochenta y triunfa a nivel internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 1997