Arzalluz critica a los catalanes por hacer seguidismo de los vascos

El presidente del PNV, Xabier Arzalluz, metió ayer la reductora en las ambivalentes relaciones de su formación con el Gobierno de José María Aznar. Sin embargo, descargó sus críticas contra los nacionalistas catalanes al indicar que "no es muy presentable" que se dediquen a mirar más al Estatuto de los vascos que al suyo.Arzalluz acusó a los catalanes de no tener ideas propias por tardar sólo un par de horas en reivindicar la transferencia de las cuotas de formación del Inem tras el encuentro que el martes celebraron Arzalluz y Aznar. El líder del PNV admitió que su formación, muy probablemente, no llegará a presentar una enmienda a la totalidad a los Presupuestos de 1998 aunque el PP no cumpla sus compromisos. "No vamos a ir con la escopeta cargada contra Aznar", comentó.

Arzalluz presentó en la capital vizcaína el lema del próximo Alderdi Eguna (Día del Partido): 20 años en un largo camino. La fiesta será el día 28.

El dirigente nacionalista reiteró que el apoyo continuo de los cinco diputados del Grupo vasco al Gobierno del PP dependerá del grado de cumplimiento de los compromisos sobre desarrollo estatutario adquiridos por Aznar para apuntalar su investidura. Y borró la palabra "incondicional" de su discurso al referirse al apoyo del que disfrutará el PP si no se culmina el Estatuto de Gernika en esta legislatura. "Si hay esa especie de no cumplimiento, no tendrá el apoyo incondicional nuestro". Pero de inmediato le dio la vuelta: "Aun así, no romperemos, ni quiere decir que vayamos a tiros".

Arzalluz no quiso poner una fecha tope para el traspaso de las cuotas de formación del Inem y de las autopistas, dos de las 41 materias pendientes de traspaso que están siendo negociadas por los representantes de los Gobiernos central y vasco. Pero también remarcó que en toda negociación que se prolonga termina por llegar "el agotamiento" y que la situación esté "podrida". Arzalluz dejó claro que, en ese caso, el Gobierno vasco no aceptará una transferencia a la baja.

Arzalluz volvió a negar que el traspaso de la cuota del Inem ponga en peligro el Estado. "Lo que se "destruyen son ciertas estructuras patronales y sindicales", dijo en una nueva arremetida contra las centrales sindicales de ámbito estatal.

Pero el presidente del PNV criticó también a los nacionalistas catalanes por su seguidismo con la estrategia negociadora del Gobierno de Euskadi. Arzalluz considera perjudicial para lograr un acuerdo en el traspaso del Inem la postura de Jordi Pujol de pedir todas las transferencias que consiga el País Vasco. Admitió que Cataluña tiene derecho a la transferencia del Inem, a un concierto económico y a la independencia, pero dijo no entender "que tengan que esperar a que venga el vasco para que les inspire ideas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de septiembre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50