Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HOMENAJE A MIGUEL ÁNGEL BLANCO

Las víctimas del terrorismo se quejan del olvido de los más de 800 muertos por ETA

Paulino Baena, portavoz de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), dijo ayer que hay víctimas de atentados terroristas que se sintieron marginadas en el concierto de homenaje al concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco. "Hay víctimas que piensan que anoche [por el miércoles] se perdió una magnífica oportunidad para homenajear a todas ellas, para haber rescatado la memoria de las más de 800 víctimas mortales de ETA", explicó.Según Baena, el contraste entre la experiencia propia y lo sucedido tras el asesinato de Miguel Angel Blanco ha hecho aflorar el sentimiento de soledad vivido durante muchos años en los que "absolutamente nadie se ha acordado de ellas". Respecto al hecho de que la Fundación Miguel Ángel Blanco, a la que se entregarán las fondos recaudados en el concierto, tenga entre sus objetivos la atención a las víctimas del terrorismo, se quejó de que la AVT tiene muchos proyectos guardados desde hace años en el cajón por falta de medios económicos.

Xabier Askasibar, representante del grupo pacifista Gesto por la Paz, manifestó que el concierto del miércoles "no tuvo la pluralidad deseada". Askasibar lamentó que en el homenaje no se mantuviese la pluralidad que se movilizó en contra del asesinato de Miguel Ángel Blanco.

Por su parte, Fernando Cózar, coordinador de la Iniciativa Manos Blancas, surgida en la Universidad Autónoma de Madrid a raíz del asesinato de Francisco Tomás y Valiente, declaró a la Cadena Ser que la utilización de su símbolo por parte de los organizadores del concierto hizo que muchas personas creyeran que la asociación de estudiantes participaba en el evento. "Pues no", explicó, "pero no porque no hayamos querido, sino porque las propuestas que le hicimos a Televisión Española no fueron escuchadas en su momento".

El Ministerio del Interior salió al paso de las críticas sobre presunta discriminación asegurando que no hace distinciones en el trato a las víctimas del terrorismo. "No ha habido distinción, ni la puede haber", dijo ayer en Vitoria el subdirector general de Atención al Ciudadano y Asistencia a las Víctimas del Terrorismo, Jesús María Martínez. "Otra cosa son las reacciones sociales o emocionales que provoca cada hecho, que son impredecibles", agregó.

El alto cargo de Interior se reunió con miembros de las asociaciones pacifistas Denon Artea, Jóvenes por la Paz, Gesto por la Paz y Fundación Gregorio Ordóñez, a los que explicó la nueva regulación sobre ayudas a los afectados por atentados terroristas aprobada en julio por el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de septiembre de 1997