Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La droga aprehendida en la Operación Cabezón asciende a casi tres toneladas

El alijo de cocaína incautado en la Operación Cabezón suma 2.860 kilos, según pudo comprobarse tras la descarga y el pesaje de los 92 fardos transportados en el pesquero Segundo Arrogante, abordado el viernes por patrulleras del Servicio de Vigilancia Aduanera a 80 millas de las costas gallegas. Esta droga, que en el mercado negro habría supuesto unos 40.000 millones de pesetas, está depositada en la comisaría de Pontevedra a la espera de ser destruida.

Los 11 detenidos en la operación continuaban ayer prestando declaración en distintos juzgados gallegos. Tras estas diligencias iniciales, serán trasladados a Madrid y puestos a disposición de la Audiencia Nacional.

Manuel Charlín Gama, el patriarca del poderoso clan arosano de los Charlines, ha desmentido su relación con el cargamento intervenido, algo que, sin embargo, fuentes de la investigación mantienen como una hipótesis de probable confirmación. El cabecilla del grupo de narcotraficantes detenidos y presunto organizador de la operación, José Pérez Rial, tiene un hijo de sus pasadas relaciones con Paula Charlín, hija de José Luis Charlín Gama, que actualmente cumple una condena de 35 años de cárcel por su responsabilidad en otro alijo de 1.000 kilos de cocaína.

Los colectivos de lucha contra la droga denuncian una reactivación del narcotráfico en las costas gallegas, que vinculan con la excarcelación de significados capos. "No pueden sustraerse a las redes internacionales en las que están imbricados", señaló ayer Carmen Avendaño, portavoz de Érguete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de agosto de 1997