El atasco judicial dejó sin resolver 364.284 asuntos el año pasado

El atasco judicial va en aumento. Un total de 364.284 asuntos judiciales quedaron en 1996 sin resolver. Esta cifra, contenida en la memoria anual del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, entregada este mes al Parlamento regional, implica que la morosidad resolutoria de los juzgados madrileños aumentó un 17% respecto a 1995, año en que el número de asuntos pendientes se situó en 309.741.Entre las causas de este atasco destaca la avalancha de asuntos que en 1996 llegaron a manos de los jueces (859.508), a los que hay que sumar los pendientes de 1995. Durante 1996 se resolvieron 814.975 causas.

Ante esta situación, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Javier María Casas Estévez, ha solicitado al Ministerio de Justicia toda una batería de medidas -como la creación de 21 nuevos juzgados- para aliviar las cargas que lastran la labor judicial madrileña. Este es el caso, recogido en la memoria de esta institución (para la que trabajan 432 magistrados y jueces), de la petición de poner en marcha cuatro nuevas secciones de lo penal en la Audiencia Provincial. El motivo de esta solicitud reside en el aumento de tareas que han traído consigo el nuevo Código Penal, la entrada en vigor del jurado y también la existencia de "asuntos de gran complejidad o repercusión económica en que se encuentran imputados ex altos cargos por ejemplo, el caso Roldán.

Asimismo, el presidente del Tribunal Superior solicita para la capital la creación de cinco nuevos juzgados de primera instancia, otros cuatro de lo social, uno de familia y otro de vigilancia penitenciaria. Se trata, recuerda Casas, de una necesidad que ya recogía la Ley de Planta de la institución, pero que no se ha cumplido pese "al constante aumento, tanto en la cantidad como en la complejidad", de los procedimientos en tramitación. Esta exigencia no es ajena al hecho de que en 1996 la mayor carga de trabajo recayera en los juzgados de la capital (primera instancia, instrucción, penal, social y menores).

PASA A LA PÁGINA 3

Causas sin filtro

El Tribunal Superior pide "con urgencia" la creación de 10 nuevos juzgados en la periferia

La explicación de este inmenso retraso en la tramitación de los procedimientos reside en la falta de juzgados que sirvan de filtro a la sala de lo contencioso-administrativo. Su ausencia da lugar a que cualquier litigio entre la Administración y los ciudadanos -por ejemplo, una reclamación por 5.000 pesetas- se tenga que resolver por la sala. Esta carencia es subrayada en la memoria: "No se han hecho efectivas las previsiones de creación de juzgados de lo contencioso-administrativo contenidas en la Ley Orgánica del Poder Judicial y en la propia Ley de Planta, por lo que tiende a incrementarse la cifra de asuntos pendientes".Para aliviar esta acumulación de causas, el citado tribunal ha solicitado "con urgencia" la creación de 10 nuevas plazas de magistrados, medida que permitiría crear dos nuevas secciones de lo contencioso-administrativo.

En este sentido, el presidente se lamenta de que esta solicitud, pese a aparecer en memorias anteriores, no ha obtenido respuesta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Jan Martínez Ahrens

Director de EL PAÍS-América. Fue director adjunto en Madrid y corresponsal jefe en EE UU y México. En 2017, el Club de Prensa Internacional le dio el premio al mejor corresponsal. Participó en Wikileaks, Los papeles de Guantánamo y Chinaleaks. Ldo. en Filosofía, máster en Periodismo y PDD por el IESE, fue alumno de García Márquez en FNPI.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS