Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia plantea su ingreso en la Unión Europea

El primer ministro ruso, Víktor Chernomirdin, planteó ayer el ingreso de Rusia en la Unión Europea (UE), como objetivo al que debe "desembocar todo nuestro trabajo". La declaración, realizada tras un encuentro con Jacques Santer, presidente de la Comisión Europea (CE), y dos días después de que ésta oficializase la lista de países de Europa del Este con quien negociará ampliación, fue interpretada en Bruselas clave más simbólica que práctica. También ayer, en la sede de la Alianza, se puso en marcha el Consejo Conjunto Permanente OTAN-Rusia.

"Creo que en un futuro próximo Rusia debería estar en la UE, con todas sus implicaciones y consecuencias, no todas ellas fáciles para nosotros", dijo Chernomirdin, en la primera visita de. un primer ministro ruso a la sede de la Comisión. "Yo pienso", añadió, "que todo nuestro trabajo aquí, todo el alcance de nuestro trabajo, todos los asuntos Y problemas que estamos discutiendo, se dirigen a un objetivo: que en un momento determinado Rusia se convierta en miembro de la UE".Aunque no es la primera vez que los dirigentes rusos expresan en alta voz ese deseo -lo ha hecho en alguna ocasión el presidente Borís Yeltsin-, sí es significativo el lugar donde en esta ocasión lo realizan, la sede de la Comisión. Y también el momento, 48 horas después de que ésta aprobase su Agenda 2.000 en lit que se contiene la lista de los cinco países del Este con los que -junto a Chipre- Bruselas pretende negociar la ampliación.

Sin descartar que en algún momento Rusia pueda pedir " compensaciones" a los Quince por esa ampliación, Chernomirdin dijo que eso "no es una prioridad" de su Gobierno, e insistió en que "la perspectiva futura no puede ser otra alternativa que la adhesión" de Rusia.

A su lado, el presidente Santer evitó comprometerse. Se limitó a declararse confiado en que los esfuerzos rusos para la refórma económica "arrojarán fruto" y que éste se incrementará en. cuanto Moscú ingrese en la Organización Mundial del Comercio. Chernomirdin discutió con la Comisión el paquete de cooperación bilateral aprobado, hace dos años.

Otras fuentes comunitarias, recordaron que las manifestaciones del primer ministro ruso no iban acompañadas de una petición formal de adhesión yoque se inscriben más en un ámbito simbólico que político -práctico. "Moscú nos recuerda su deseo de estar presente en todas las organizaciones, su rechazo a verse excluida y su miedo a verse marginada", comentaren. "Pero no plantea su adhesión como una opción realista", interpretaron.

Mientras en el centro de Bruselas se celebraba esta reunión, en las afueras, en la sede de la Alianza, concluía el primer encuentro del Comité Conjunto OTAN-Rusia. Este organismo encarna la estructura permanente para la cooperación aprobada en el Acta Fundacional firmada en mayo. El comité, reunido a nivel de embajadores, resolvió el problema de su propio funcionamiento, especialmente de la presidencia tripartita.

La OTAN pretendía que su secretario general tuviese la primacía, lo que logró en buena parte, pues será Javier Solana quien abra y cierre sus reuniones. Pero Rusia también evitó alejarse demasiado de un esquema igualitario, pues la moderación de cada asunto recaerá sucesivamente en el secretario aliado, el embajador ruso y el embajador aliado que por rotación trimestral de los, Dieciséis accederá a la troika presidencial.

El comité fijó también su calendario. Se reunirá a nivel de embajadores el 11 de septiembre, en la tercera semana de ese mes a nivel de ministros de Exteriores -en Nueva York, con motivo de la Asamblea General de la ONU- y en Bruselas, tras la ministerial de diciembre que se celebra en la sede de la Alianza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 1997

Más información

  • Bruselas interpreta la declaración de Chernomirdin en clave más simbólica que práctica