Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez del 'caso Zabaltza' busca en lntxaurrondo pruebas de supuesta tortura

La juez María del Mar Rebolloso, encargada de esclarecer las circunstancias en las que hace 12 años murió Mikel Zabaltza tras ser detenido por la Guardia Civil, realizó ayer una inspección en el cuartel de Intxaurrondo. Es la primera. que realiza un juez y fue acordada después de que los forenses indicaran que no podían afirmar que Zabaltza muriese ahogado en el Bidasoa, como sostiene la versión oficial.Rebolloso encontró en las instalaciones de los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas -donde Zabaltza, según las informaciones relativas al caso, fue trasladado durante su detención-, un recipiente definido como una "bañera" por la acusación particular, representada por el abogado Iñigo Iruin, lo que en opinión de éste demostraría que el detenido "fue torturado". El abogado de los tres guardias civiles imputados -Arturo Espejo, Gonzalo Pérez y Segundo Castañeda- afirma, sin embargo, que se trata de una "pileta de obra" de metro y medio de largo usada para lavar los motores de las lanchas zodiac del equipo de buceadores.

El cadáver de Zabaltza, conductor de autobuses, se halló en el Bidasoa en Endarlaza (Navarra) 20 días después de su detención por presunta relación con ETA. El caso se reabrió en 1995 a raíz de informaciones en las que se afirmaba que Zabaltza murió después de haber sido torturado por el método de la bañera [ahogado].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de julio de 1997