Los atletas iraquíes vuelven a casa tras el boicoteo en los Juegos Panárabes

Los atletas iraquíes no lograron pasar de la frontera. Sin visado para entrar en Líbano, donde ayer se inauguraron los Juegos Panárabes, tenían previsto volver a casa ayer por la noche, tras la inauguración oficial. Arabia Saudí y Kuwait han boicoteado la participación de Irak en estos juegos, que se celebran cada cuatro años.Cansados tras una noche a la intemperie en el puesto de Masnaa, en la frontera con Siria, los 98 atletas protestaban contra el boicoteo. "Hemos dormido en el suelo, sin mantas. No fue un buen final para nuestro cansado viaje desde Irak", decía uno de ellos Irak se ha quejadó ante la ONU contra Líbano por impedir la participación de sus jugadores.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS