Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruanda reconoce su decisiva ayuda a Kabila para derribar a Mobutu

El poderoso ministro de Defensa de Ruanda, Paul Kagame, ha reconocido por primera vez el papel clave, que jugó su país en la caída del, presidente Mobutu Sese Seko en el vecino Congo (antes Zaire). Kagame declaró ue el Gobierno ruandés planificó y dirigió la rebelión que acabó con el veterano dictador y que tropas y oficiales ruandesas dirigieron a los rebeldes de Laurent Kaila, actualmente en el poder.Las fuerzas ruandesas participaron en la captura de al menos cuatro ciudades: la capital congoleña Kinshasa; el centro minero del cobre, Lubumbashi; Kenge, un punto de cruce clave en el oeste, y el centro diamantífero de Kisangani, que cayó el 15 de marzo en lo que fue considerado como la batalla decisiva de la guerra. Kagame declaró que "ficiales de nivel medio" dirigieron a los rebeldes durante la exitosa campana y que Ruanda dio entrenamiento y armas a estas fuerzas incluso antes de que comenzara la rebelión, en octubre. Kagame lideró la toma del poder en Ruanda por los tutsis en 994. Es la primera vez que Ruanda reconoce esta colaboración con la rebelión tutsi en Zaire, denunciada por Mobutu. Uganda, Angola, Burundi y Zambia también han sido acusados de ayudar a Kabila.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de julio de 1997