Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de subsidiados en EE UU cae un 21% desde 1993

Washington

El presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, anunció ayer una drástica reducción del 21% en el número de personas que dependían de la beneficencia pública y han encontrado trabajo,En su discurso radiofónico de los sábados, grabado antes de su viaje a España, Clinton dijo: "Hay tres millones menos de personas en la beneficencia de los que había antes de asumir mi mandato, y 1,2 millones menos desde que se aprobó la ley de reforma de la asistencia".

Según las cifras de la Casa Blanca, en estos momentos hay 11 millones de personas pobres que dependen de los subsidios públicos, frente a los 14,1 millones que había cuando Clinton llegó a la presidencia en enero de 1993, y 12,2 millones cuando, en agosto de 1996, firmó la ley de reforma.

Esa norma acabó con el antiguo sistema nacional de ayudas públicas directas indefinidas a los pobres, puesto en marcha en la década de los años 30 para paliar la ola de miseria que surgió con la Gran Depresión.

Clinton consideró que para que esta reducción se consolide y sea aún mayor es necesario un compromiso de los Estados y los empresarios para ayudar a crear más empleos. A los Estados, que administran los programas de ayuda y se benefician de la reducción de gastos de beneficencia, el presidente de EE UU les pidió que dediquen parte de los ahorros a programas de guarderías infantiles, transporte o formación profesional para ayudar a esas personas a encontrar trabajo. "No será fácil, porque muchas de las personas que continúan en la beneficencia no han trabajado nunca", reconoció Bill Clinton.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 1997