Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÚSICOS SIN COMPLEJOS

El elemento poético

Ismael Serrano, de 23 años, sabe de dónde le viene la inquietud por cantar con su guitarra. "Lo que me ha hecho así es haber escuchado desde pequeño a cantantes como Silvio Rodríguez, Joan Manuel Serrat, Luis Eduardo Aute o Pablo Guerrero", confiesa.Aunque estudió piano y solfeo desde los diez años, Ismael Serrano dejó todo eso de lado y un día cogió la guitarra para poder decir -sobre todo decir- lo que pensaba. "Lo que define al cantautor es lo poético, lo literario", afirma; Ias letras de las canciones tienen para mí mayor importancia que la música, y creo que eso sucede con los otros también, el contenido es lo principal".

Una tendencia que, como se deduce por el éxito que tanto él como algunos otros han tenido, parte de un deseo generalizado entre los más jóvenes de disfrutar de la música en su dimensión más íntima. "A mí también me gustan cosas distintas, como Extremoduro, los Girasoules o Enrique Morente. Soy muy ecléctico en mis gustos musicales", dice Serrano. "No es excluyente que compartas así tus intereses, y creo que al público le pasa lo mismo. No es que hayan cambiado las inquietudes, es que durante mucho tiempo este tipo de música estuvo desatendida. Pero creo que a la gente le gusta tener la opción de escuchar canciones que inciten a la complicidad y la calma. No todo es ruido".

MÁS INFORMACIÓN

El autor de Atrapado en azul considera que la industria les ha dado un empujón "hasta hace poco no se arriesgaban con los cantautores, pero no es bueno que se desvirtúe su valor musical frente al comercial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 1997