Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete constructoras de aparcamientos serán inhabilitadas por el ayuntamiento

Siete constructoras de aparcamientos para residentes -Aiser, Bristol, Cimsa, Coval, Grutecon, Inav y Saneco- figuran desde ayer en la lista negra del Ayuntamiento de Madrid. El concejal de Tráfico, José Ignacio Echeverría, se comprometió en el pleno municipal a inhabilitar a estas siete empresas y no volver a contratar ningún servicio con ellas a partir de ahora. "Aunque se presenten a los concursos de los nuevos aparcamientos, no saldrán elegidas", anunció Echeverría.El motivo de tan duro castigo es antiguo. Estas empresas vendieron hace dos años plazas de garaje en 15 aparcamientos de la capital y cobraron a sus clientes, además del precio de cada plaza (entre un millón y dos millones de pesetas), un canon municipal (entre 250.000 y 750.000 pesetas por plaza, en función de la categoría de la calle en que se encuentran) que no han ingresado en la hacienda municipal, pese a que estaban obligadas a hacerlo.

La oposición municipal (IU y PSOE) lleva dos años denunciando este impago y la "desidia" del PP para responder a la "presunta estafa" de las distintas constructoras. El concejal de Tráfico aceptó ayer una propuesta del concejal Justo Calcerrada (IU) para inhabilitar a estas sociedades. "Han cometido un cobro indebido en sus propias cajas", señaló el edil de Tráfico del PR

Echeverría también reveló que el Ayuntamiento de Madrid iniciará acciones judiciales, "civiles o penales", contra tres constructoras de aparcamientos que para responder a las deudas municipales presentaron como aval unas plazas de aparcamiento que ya habían vendido previamente a distintos ciudadanos.

Por si fueran pocos problemas, el concejal de Tráfico explicó al pleno municipal que hay otra empresa de aparcamientos que, según han descubierto los servicios municipales, está en quiebra, por lo que el Ayuntamiento ha iniciado los trámites judiciales para evitar mayores perjuicios a los clientes de dicha sociedad.

El 23% de las plazas de aparcamiento se quedan vacías

El concejal de Tráfico y Policía, Municipal, José Ignacio Echeverría, anunció ayer nuevas medidas para garantizar que los problemas descubiertos en la concesión de aparcamientos para residentes no vuelvan a repetirse. El Ayuntamiento exigirá a las empresas constructoras un aval bancario que garantice la finalización de la obra. Además, los compradores de las nuevas plazas deberán pagar directamente el canon municipal a la concejalía de Hacienda, para evitar que las constructoras retengan ese dinero, como ha ocurrido hasta ahora con siete empresas.Echeverría reconoció ante el pleno municipal las deficiencias del actual sistema de construcción y explotación de aparcamientos, que explicó con un balance esclarecedor: "De las 16.481 plazas construidas desde que aplicamos el canon municipal, 3.805 siguen vacías por falta de demanda municipal (el 23%). De los 4.548 millones correspondientes al canon municipal de las 16.481 plazas, hemos cobrado 1.050 millones. Otros 2.523 millones están reclamados por el Ayuntamiento en la vía ejecutiva y otros 1.182 millones han sido avalados con la entrega de plazas de aparcamiento vacías".

Después del resumen, Echeverría encajó como pudo las críticas de la oposición. "Las constructoras se ríen de ustedes", apuntó Justo Calcerrada (IU). "No sólo se quedan con el canon municipal, sino que venden y alquilan plazas ilegalmente".

El socialista Eugenio Morales censuró al concejal de Tráfico por "la peor gestión de aparcamientos de la historia municipal". "Llevan tres años sin convocar nuevas plazas. Han aprobado aparcamientos en sitios donde no hacía falta y los han negado en lugares con alta demanda. Para colmo de incompetencia, han tenido que tapiar la cuarta planta de un aparcamiento de Azca, que es una zona atestada de tráfico y carente de lugares donde estacionar".

Nuevos concursos

Echeverría aseguró que si hasta ahora no se han convocado nuevos concursos de aparcamientos es porque no se había aprobado el nuevo Plan General. "A partir de septiembre empezaremos a sacar nuevos paquetes de aparcamientos, y daremos más competencias a las juntas de distrito para que hagan propuestas sobre los lugares idóneos para construir", explicó.

"No hay peor gestión que la que hace usted", le contestó Morales. "No hace nada positivo. Se ha metido en un lío del que no sabe como salir. Han llevado a las empresas a una situación difícil de la que no saben como escapar".

Desde que el gobierno de Álvarez del Manzano aprobó el nuevo canon de aparcamientos para residentes, en mayo de 1992, se han acumulado los problemas en la concejalía de Tráfico y en la de Hacienda, que han tenido que perseguir a las empresas constructoras para recuperar los millones del canon municipal. Ese trabajo no se ha visto recompensado con el éxito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 1997

Más información