Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mayor Oreja que los cercos antidroga deben incluir ayuda social

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, anunció- ayer en el Senado que las próximas operaciones policiales en los poblados marginales donde se vende droga "tendrán que ser más acompasadas con acciones de asistencia " a los toxicómanos que acuden a ellos a comprar sus dosis, según informa la agencia Efe. Mayor Oreja respondió así a una pregunta formulada por el senador socialista Octavio Granado, que quería conocer los criterios seguidos por Interior para montar el cerco policial de hace dos semanas en varios asentamientos marginales de la periferia madrileña.Durante los días de mayor control policial, aproximadamente del 9 al 14 de junio, decenas de drogodependientes se agolparon angustiados en los alrededores de los poblados de realojamiento de chabolistas como La Celsa, Jauja o Los Pitufos, esperando una reducción en la vigilancia para entrar a comprar papelinas. Hubo dos muertes por atropello en torno a esos núcleos, reyertas y enfrentamientos con la policía.

La mayor parte de los drogodependientes conseguía comprar su dosis, pero invirtiendo mucho tiempo de espera y pagando más dinero, ya que los camellos duplicaron precios y vendieron heroína más adulterada. Mientras duró esta ley seca los toxicómanos no contaron con ninguna medida de atención adicional, sólo con las que existían antes.

El titular de Interior aseguró que con el cerco se pretendía descubrir a los traficantes de los poblados, impedir que recibieran droga de sus suministradores y garantizar la seguridad de los vecinos de los barrios cercanos.

Numerosas asociaciones de atención a drogodependientes se han quejado por esta medida exclusivamente policial. Consideran que no se ha resuelto ningún problema, ya que en los mismos núcleos se ha vuelto a restablecer el trapicheo una vez que ha bajado la vigilancia y que lo único que se ha logrado es poner en una situación aún más penosa a los toxicómanos. El propio Defensor del Pueblo ha pedido información sobre el cerco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 1997