Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

PINTA DURA

Bares, pubs y clubes nocturnos del Reino Unido están a punto de recibir un nuevo y esperado producto. No se trata de bebidas alcohólicas, sino de sus recipientes más comunes, los vasos. Más de ocho millones de pintas de un cristal seis veces más resistente a los golpes que el corriente, serán ofrecidas a los clientes de dichos locales. La cerveza sabrá igual. El que la ingiera, sin embargo, tendrá más dificultades para herir a sus vecinos de barra en caso de que acaben enfadándose. Al romperse, se pulveriza como la luna de un coche. Daniel, hijo de la ex actriz Glenda Jackson, ganadora de dos oscars y ahora oscars y ahora secretaria de Estado de Transorporte con el Gobierno laborista, sufrió el pasado año los efectos de una de esas peleas. Las aristas de un vaso roto a propósito le destrozaron un ojo. Jack Straw, actual ministro de Interior, había pedido a la industria cristalera nacional que contribuyera a reducir el número de heridos en los pubs. Jonathan Shepherd, médico del Hospital General de Cardiff, se ha mostrado encantado con las pintas duras. Hace más de una década que recuerda que, cada año, unos 5.000 británicos hieren o son heridos por un cristal roto en los bares.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 1997