Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Damborenea ratifica ante Garzón que los GAL fueron iniciativa de González

Ricardo García Damborenea ratificó ayer ante el juez Baltasar Garzón que los GAL fueron una iniciativa del anterior presidente del Gobierno, Felipe González, que estimuló y amparó las acciones de guerra sucia contra ETA, según informaron fuentes que asistieron a su declaración. García Damborenea fue secretario general de los socialistas de Vizcaya durante los años del primer Gobierno socialista, aunque posteriormente participó en una campaña electoral en favor del PP. Ayer declaró en calidad de testigo en el caso Oñederra, en el que, entre otras cuestiones, se investigan cuatro de los primeros asesinatos cometidos por los GAL.

El ex dirigente socialista afirmó ante el magistrado que Felipe González le consultó en varias ocasiones sobre la conveniencia de articular una respuesta al terrorismo de ETA con acciones selectivas contra los propios terroristas en el sur de Francia, a lo que García Damborenea le había expresado su opinión favorable, siempre según fuentes que asistieron a la declaración.Agregó que él fue uno más de las personas con responsabilidad política en aquel momento -mediados de 1983- con las que se consultó y que dieron su opinión positiva. Estas consultas se realizaron, según Damborenea, porque su relación personal y política con el ex presidente del Gobierno fue muy fluida hasta 1985.

Preguntado sobre las reuniones que mantuvo con Felipe González, Damborenea precisó que fueron numerosas, muchas de ellas fueron informales aprovechando las reuniones del Comité Federal del PSOE o en los pasillos del Congreso, mientras que tuvo varias más protocolarias en el Palacio de la Moncloa.

Tras las consultas, según la declaración de Damborenea, Felipe González le comunicó el inicio de las acciones en el sur de Francia.

Preguntado sobre si González le consultó antes de tomar la iniciativa de los cuatro asesinatos de los GAL que se investigan, Damborenea respondió que no. No hubo consultas sobre operaciones concretas, precisó Damborenea, porque para adoptar iniciativas de atentados concretos estaban los responsables del Ministerio del Interior.

El juez Garzón leyó al testigo la transcripción de las declaraciones que el propio Damborenea había realizado ante los periodistas a la salida de su declaración ante el propio Garzón el pasado 9 de mayo. Las declaraciones ante los periodistas eran mucho más duras que las que había realizado ante el juez, calificadas por alguno de los abogados de "evasivas". El interés del juez radicaba en saber si Damborenea mantenía las acusaciones contra González o si, por el contrario, rebajaba el tono de sus acusaciones iniciales.

En las manifestaciones a los periodistas, el ahora testigo señalaba que los GAL fueron "una iniciativa del Gobierno al frente del cual había un presidente que amparó y estimuló esta iniciativa y que se llevaron a cabo una acciones bajo las órdenes directas del presidente del Gobierno". Damborenea ratificó íntegramente esa declaración.

No es la primera vez que Damborenea acusa a González de ser el máximo responsable de los GAL. La primera ocasión fue el 20 de julio de 1995, en el que implicó en la guerra sucia contra ETA a toda la cúpula del Ministerio del Interior, al entonces ministro de Defensa, Narcís Serra, y a los responsables del Partido Socialista en el País Vasco, especialmente a Txiki Benegas.

Tras la declaración de ayer, el abogado de la acusación José Luis Galán afirmó que Damborenea había implicado más claramente a González en la toma de decisiones de los GAL.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de junio de 1997

Más información

  • Declara que el ex presidente le comunicó el inicio de las acciones