Interceptado en Almería un yate, con 5.000 kilos de hachís

El yate Gaviola, cargado con cinco toneladas de hachís, fue abordado sobre las nueve de la noche del pasado viernes por el Servicio de Vigilancia Aduanera a la altura del cabo de Gata, desde donde fue trasladado al puerto de Almería, según la policía.Han sido detenidos dos españoles, tres marroquíes, un italiano y una checa que forman parte de una red de narcotráfico asentada en la Costa del Sol, con conexiones directas en Marruecos para obtener la mercancía, que después era distribuida en varios países europeos.

La tripulación del Gaviola estaba formada por dos gallegos de Pontevedra, junto con tres marroquíes que carecían de documentación, según la Dirección General de la Policía.

Los integrantes de la organización, según ha comprobado la Unidad Central de Estupefacientes, disponía de avanzados sistemas de comunicación y aparentaban ser "personas honorables". Se relacionaban con círculos sociales de alto nivel y residían en urbanizaciones de lujo.

En otra operación, la policía detuvo a tres españoles y un colombiano por su relación con un alijo de 70 kilos de cocaína que fue decomisado en Valencia a donde llegó por ferrocarril tras ser descargado en el puerto de Bilbao. La droga estaba en 123 bolsas ocultas entre tablones de madera de dos contenedores.

Los detenidos son el empresario José G. N. de 52 años, importador de maderas y propietario de la empresa de Catarroja (Valencia) a la que iba destinada la droga, su hijo de 24, otro español de 62 años, y un colombiano de 40 que se había desplazado desde Cali para controlar la operación.

La cocaína estaba "perfectamente camuflada" en 18 tablones de madera que formaban parte de un cargamento de 1.900. Los tablones habían sido perforados por uno de sus laterales y su interior ahuecado para permitir la ocultación de las bolsas de droga, según informó la policía. Posteriormente fueron recubiertos con una chapa de madera encerada, con lo que los narcos conseguían aparentar que los tablones no habían sido sometidos a manipulación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50