Desalojadas seis familias tras un ataque con 'cocteles Mólotov'

La violencia callejera no ofrece tregua a la población vasca durante los fines de semana. Seis familias de Eskoriatza (Guipúzcoa) tuvieron que ser desalojadas en la madrugada de ayer de sus domicilios por el fuego causado por el lanzamiento de cócteles mólotov contra una entidad bancaria situada en la planta baja del edificio. A pesar de que se registraron importantes daños materiales, no hubo que lamentar víctimas.Por otro lado, dos personas fueron detenidas en el barrio bilbaíno de Deusto (Vizcaya) por su presunta participación en altercados que se saldaron Con la quema de contenedores y destrozos en el local de una empresa de trabajo temporal, según el departamento vasco de Interior.

Eran las 4.10 horas cuando dos jóvenes atacaron la oficina del Banco Central Hispano en la calle Santa Ana, de Eskoriatza. Lo hicieron a conciencia, arrojando al interior 20 artefactos incendiarios. Las llamaradas afectaron a los dos primeros pisos y amenazaban con alcanzar a los otros dos, por lo que los vecinos alertaron a la Ertzaintza y a los bomberos. Todas las familias que se hallaban en sus viviendas, seis de las ocho que habitan el inmueble, fueron desalojadas, aunque regresaron horas después.

"Oímos ruidos, como si alguien estuviera tratando de romper las cristaleras del banco, y enseguida sentimos el fuego", explicó uno de los vecinos afectados. El incendio alcanzó los balcones, los toldos y las persianas de las dos primeras plantas y ennegreció por completo la fachada.

En un primer momento reinó el nerviosismo, aunque los ánimos se calmaron al ver que el fuego estaba bajo control y no hubo víctimas. Sólo una persona mayor, afectada de asma y dolencias del corazón, sufrió las consecuencias de la inhalación de humo. Fue atendida en el mismo lugar del siniestro sin que se hiciera preciso su traslado a ningún centro hospitalarioEn Deusto, un grupo de encapuchados atacó también con cócteles mólotov en la noche del viernes el local de una empresa de trabajo temporal, Laborman, sita en la calle Lehendakari Aguirre. A poca distancia, en la plaza de San Pedro, otros jóvenes se dedicaron a quemar contenedores. Algunos vecinos consiguieron retener a KoIdobika M. B., vecino de Orduña de 19 años José María R. M., de 27, que, se interpuso en la identificación del primero por la Ertzainnta, también fue arrestado por desobediencia grave a la autoridad. Ambos pasaron a disposición judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50