Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUMENTA LA TENSIÓN EN LOS POBLADOS MARGINALES

Un cinturón de 13 guetos

En 1995 los responsables políticos del Consorcio, formado entonces por el gobierno regional del PSOE y el consistorio madrileño del PP, acordaron que sólo se construiría un asentamiento más de casas bajas, el de Las Mimbreras, porque el balance de los diez ya existentes era negativo. Pero hace un año los nuevos gobernantes del PP decidieron que, para 1998, se iban a ampliar los campamentos del Cañaveral, Rosilla y Mimbreras y a construir tres o cuatro nuevos.La razón esgrimida es que no hay una producción de viviendas sociales suficiente para realojar a 484 chabolistas gitanos en pisos, ya que, para facilitar la integración, no se destina a ellos más del 10% de cada edificio. Tampoco parece llegar con las viviendas baratas que desde hace un año el Consorcio compra en el mercado libre para alquilárselas a chabolistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 1997