_
_
_
_

López-Amor: "La deuda de RTVE es un problema del Reino de España"

Reitera la oferta de negociar sus derechos sobre la UEFA

El director general de RTVE, Fernando López Amor, afirmó ayer que la deuda del ente público -la prevista para fin de año supera los 400.000 millones- "es un problema del Reino de España y no de este director general", en una intervención realizada en el Senado. Pese a que no recurrió directamente al tópico de la herencia recibida, López-Amor dijo que ese agujero financiero se ha ido generando a lo largo de los últimos 5 años y que por tanto "este Gobierno y cualquier otro deberán hacerle frente".

López Amor -que recibió una dura réplica del senador socialista Juan Barranco por el aumento de gastos y la caída en la audiencia de RTVE- expresó su deseo de que "este déficit [de RTVE] encaje en los programas de convergencia económica votados por las Cortes".El director general de RTVE, cuya primera comparecencia ayer en el Senado coincidió con los primeros 100 días de su mandato, justificó la deuda de RTVE con tres razones: la "imprevisión de la medida", decidida en 1983, de que RTVE se financiara en exclusiva con publicidad; la "competencia legítima de las televisiones privadas"; y la "descapitalización" que supuso para el ente público "la segregación de la red técnica de comunicación que RTVE había fundado y financiado y de la que fue desposeída sin ningún tipo de compensación, para crear Retevisión".

Negó que "TVE sea la más cara" de Europa. "En todo caso la más pobre", afirmó. Y puso como ejemplo que "si RTVE recibiera este año la misma cantidad de dinero público que la RAI, que fue la menos cuantiosa entre los grandes países europeos, no cerraríamos en el año con pérdidas, sino con un superávit de 15.000 millones".

Decidido a "no buscar culpabilidades históricas sino a resolver problemas", López-Amor reiteró su petición de forjar un pacto de Estado entre todas las fuerzas políticas que permita la creación de un marco de financiación "pública, suficiente, estable y permanente" de RTVE, así como la reforma del estatuto del ente público, que es de 1980 y que, en su opinión, ha quedado obsoleto.

El senador socialista Juan Barranco contestó a López-Amor acusándole de carecer de un plan empresarial para RTVE. Barranco centró su réplica en desglosar algunas de las cifras del agujero de RTVE.

Así, según sus datos, durante el último año de gestión del PP, "la deuda del ente público ha pasado de 99.000 a 148.000 millones; los gastos han aumenta do de 195.000 a 237.000 millones y las cargas financieras de 25.000 a 37.000 millones.

PSOE: "Catástrofe"

El senador socialista subrayó también que "esta situación financiera catastrófica", que va a generar un endeudamiento de 440.000 millones, se une a la progresiva pérdida de audiencia: "400.000 oyentes en RNE y cuatro puntos menos de cuota de pantalla en TVE".

Barranco puso en duda la voluntad del PP de forjar un pacto de Estado para RTVE, ya que "la subcomisión del Congreso formada a tal efecto no ha comenzado a funcionar después de tres meses porque aún no ha recibido la documentación que el propio vicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, se comprometió a entregar".

López-Amor puso como ejemplo de sus nuevos proyectos la puesta en marcha del Canal 24 horas de noticias para el próximo otoño, un canal temático que se integrará en Vía Digital, la plataforma encabezada por Telefónica y que calificó de "línea estratégica imprescindible para España".

Sobre la polémica digital, López-Amor abogó por "una plataforma única", sin socios hegemónicos, y manifestó su apoyo sin reservas a la ley del fútbol. Reiteró asimismo que está dispuesto a "negociar sobre los derechos que actualmente posee TVE de la Liga de Campeones y otras competiciones de la UEFA".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_