_
_
_
_

Jospin condiciona su apoyo al curo a la lucha contra el paro

El Gobierno socialista francés se estrenó ayer en las reuniones de ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) con una propuesta que provocó turbulencias en el camino hacia el curo y en la mayor parte de las bolsas europeas. Su ministro, Dominique Strauss-Kalm, condicionó su apoyo al Pacto de Estabilidad a que se incorporen políticas activas de empleo para equilibrar el curo, aunque no puso en cuestión los criterios ni el calendario. Alemania y España se oponen porque se aumentaría el gasto público.

Más información
Tiempo muerto

Francia congeló el acuerdo que estaba previsto alcanzar en la reunión de los ministros de Economía y Finanzas en Luxemburgo, como paso previo a la firma del Pacto de Estabilidad en la cumbre de jefes de Estado o Gobierno de los días 16 y 17 en Amsterdam. Strauss-Kahn, que se estrenaba en el Ecofin, exigió que se pusieran en marcha las políticas de empleo, pero dejó claro que no cuestiona las cifras pactadas (sanciones del 0,2% del PIB a los países que incumplan el déficit) ni el calendario previsto para la entrada en vigor del curo (1 de enero de 1999). Es decir, evitó abrir una crisis de consecuencias muy graves. Jacques Santer, presidente de la Comisión Europea, se reunirá el próximo jueves en París con el primer ministro, Lionel Jospin, para negociar el alcance de la propuesta francesa.

No obstante, la propuesta francesa provocó un gran revuelo y una reacción muy negativa de las bolsas, que, nada más conocerse la noticia, dieron un giro radical. La jornada bursátil, que iba por caminos de euforia, viró drásticamente. La Bolsa de Madrid perdió el doble de lo ganado, y de una subida de 9,70 puntos -marcaban récord de 585,25- pasó a perder al cierre 7,96 puntos (1,38%). París, con una pérdida del 1,22%, y Francfort, con 0,69%, tuvieron un comportamiento similar a Madrid.

Páginas 57 a 59 Editorial en la página 12

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_