Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Federico Andahazi novela en 'El anatomista' el hallazgo del clítoris

Mientras se encontraba buscando documentación para una novela "sobre nuestros días", el escritor argentino Federico Andahazi (Buenos Aires, 1963) se topó por casualidad con Mateo Colón: un anatomista del Renacimiento que, a mediados del siglo XVI, descubrió la circulación de la sangre en los pulmones y el Amor Veneris, "el clítoris", según traducción de Andahazi. Fascinado por el personaje y porque el descubrimiento del clítoris sea posterior al de América, algo que al autor le asombra, Andahazi, adoptó a Mateo Colón como protagonista de una nueva novela, El anatomista, que narra este hallazgo. Planeta lanza ahora el libro en el mercado español, en una campaña destinada a promocionar en nuestro país a los autores latinoamericanos de mayor éxito de la editorial.En Argentina El anatomista ha alcanzado ya las cinco ediciones. Sin embargo, su aparición estuvo acompañada de un grave escándalo. Andahazi había sentido siempre un cierto recelo por los concursos literarios. Sin embargo, considera que "en Argentina son la única vía para conseguir publicar" y decidió desempolvar parte de su producción -varios relatos y una de sus tres novelas, El anatomista- y probar suerte en varios de ellos.

Premio polémico

La novela fue declarada ganadora del premio de la Fundación Amalia Lacroze de Fortabat, lo que obligó al autor a retirarla del Premio Planeta de Argentina, del que era finalista. "Después me dijeron que lo habría ganado yo", se lamenta. Porque nunca llegó a disfrutar del premio conseguido, la mecenas de la fundación, según explica el autor, decidió censurar el libro, anuló la entrega de premios y, señala Andahazi, "puso un anuncio en los periódicos diciendo que mi novela era contraria a los valores más elevados del espíritu humano".

En El anatomista, el autor parte de pocos datos reales: la existencia de Mateo Colón y de sus descubrimientos. "Al documentarme para escribir el libro, vi que Colón, uno de los anatomistas más importantes de la historia, ha pasado injustamente inadvertido". Andahazi pensó que este olvido no podía ser casual, sino que se debe probablemente a problemas de censura. El escritor ha fabulado a partir de esta hipótesis y ha dibujado un Mateo Colón conmovido por el imposible amor de una prostituta. La búsqueda de los mecanismos que gobiernan la voluntad de las mujeres le conduce hasta el Amor Veneris, con el que espera cautivar a su amada. El personaje le fascina, pero el autor deja claro: "No estoy de acuerdo con muchas de sus teorías".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 1997