Detenido el supuesto autor del crimen del camino de Hormigueras

Cuatro cuchilladas marcaron la madrugada del pasado 14 de abril el fin de una amistad trabada en los largos días del presidio. Ese día, en una cuneta del camino de Hormigueras, fue descubierto el cadáver de Miguel G. S., de 35 anos y con antecedentes por robo. El lunes, en un piso de la calle de Gerardo Diego (Vallecas), la Policía Judicial detuvo a Julián T. F., de 36 años, como supuesto autor de la muerte de su antiguo compañero de celda.El acusado, en su declaración a la policía, confesó su culpa. Aludió el detenido a la amistad que le unía a Miguel, a las celdas que habían compartido, pero también a los continuos robos a los que le sometía, cuando, de camino al poblado de Los Pitufos, le quitaba el dinero que llevaba para comprar heroína. Así ocurrió, según Julián, la madrugada del crimen.

Aquella noche, Miguel le sorprendió a mitad de camino con una navaja. Julián, intimidado, le entregó 300 pesetas, pero su antiguo compañero no se dio por satisfecho. Le fijó el hierro en el abdomen y empezó a cachearle. Julián, siempre según su declaración ante la policía, aprovechó un descuido de Miguel y le arrebató el arma. Luego, en una reyerta oscura, le clavó cuatro veces la navaja.

Miguel murió prácticamente en el acto. El supuesto homicida, antes de huir, intentó parar un coche para salvar su antigua amistad. Nadie frenó y Julián se perdió en la noche. Al ser detenido no presentó resistencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de mayo de 1997.