Fecundación 'in vitro' y esterilización voluntanria, a pesar de la OMC

Son muchos los médicos que han venido cuestionando la prestación de su colegio a cambio de las más de 50.000 pesetas anuales que pagan como cuota obligatoria para poder ejercer. Cualquier intento por desmarcarse de esta obligación ha sido rechazado en los tribunales. En el caso de las contrapartidas del Consejo General hasta el presidente madrileño José Zamarriego tiene que reconocer: "Los temas profesionales, todo aquello que preocupa al médico no se tratan de ninguna manera".Si, además, los médicos comulgan con ideas progresistas, el divorcio con sus representantes oficiales es palmario. Un rastreo por las hemerotecas pone en evidencia que la cúpula colegial se ha opuesto en España desde los albores de la democracia a la mayoría de las medidas progresistas en el campo de la sanidad.

Más información
El presidente de los colegios médicos, obligado a anticipar las elecciones

Y no se trata sólo del aborto, al que la clase médica se sigue oponiendo mayoritariamente ejerciendo la objeción de conciencia. En su día, 1985, la comisión deontológica de la OMC comparó la fertilización in vitro, hoy una práctica habitual, con "experimentos nazis". Un año antes, se mostró en contra de las fórmulas de esterilización voluntaria como la ligadura de trompas o la vasectomía. "Es una grave mutilación", sentenciaron entonces los guardianes de la ética médica.

"Los médicos saben que el colegio es una institución a la que se ven obligados, a pagar", dice al resumir el panorama Marciano Sánchez Bayle, presidente de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FASDP).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS