Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un piquete de agricultores asalta un camión francés en Navarra

La Guardia Civil vigila las carreteras de Navarra para evitar incidentes similares al ocurrido en la noche del jueves en esta comunidad. Miembros de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN) asaltaron un camión francés y esparcieron por la carretera 26.000 kilos de trigo que transportaba. El Congreso ha pedido a las autoridades francesas medidas contra el "sabotaje" a los transportistas españoles en Francia.

El ataque contra un camión francés perpetrado en Noain tuvo lugar a las 21.45 horas de la noche del pasado jueves. El vehículo fue interceptado apenas 200 metros antes de llegar a su destino, una empresa de harinas del cinturón industrial de Pamplona. El conductor, que no sufrió daño alguno, fue obligado a bajar de la cabina y el grupo de agricultores arrojó a la carretera la mayor parte de los 26.000 kilogramos de trigo que transportaba. Luego, los asaltantes se dieron a la fuga.La Guardia Civil estableció ayer un amplio dispositivo de vigilancia en las principales carreteras de Navarra para evitar que se produzcan nuevos ataques. Pese al despliegue policial, Ángel Eraul y Alfredo Erviti, dirigentes del sindicato UAGN, integrado en Asaja (Asociación de Jóvenes Agricultores), aseguraron que "este camión no será el último en caer en Navarra" si no se solucionan los ataques a productos españoles en Francia. Eraul reconoció la pertenencia a su sindicato de los asaltantes.

Las organizaciones agrarias están convencidas de que el conflicto puede radicalizarse aún más en los próximos días si las autoridades no intervienen. Asaja describe la situación como "extremadamente grave" y la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) afirmó ayer que "si España respondiera con la misma moneda a los vándalos de la carretera, Francia tiene las de perder".

[Los establecimientos comerciales pertenecientes a grupos franceses han sido también objeto de la ira de los agricultores españoles. Ayer, varios miembros de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Extremadura regalaron unos 700 kilos de fruta que iban a ser exportados ante un centro comercial del grupo francés Continente en Mérida. En Alicante, los agricultores lanzaron frutas y hortalizas al consulado y quemaron una bandera de Francia. Estas organizaciones han reiterado su llamamiento a los consumidores para que no compren productos franceses.

El Congreso de los Diputados pidió ayer a las autoridades francesas, a las instituciones de la Unión Europea y al Gobierno español medidas firmes y rápidas contra el "sabotaje" que padecen los transportistas españoles en Francia, según consta en una declaración institucional de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997

Más información

  • El Congreso pide a París y Bruselas medidas contra las agresiones