El nuevo disco de Garfunkel celebra su "amor por América" tras cruzar el país en una gira

El cantante neoyorquino actúa estos días en Madrid, Barcelona y Valencia

Art Garfunkel, 56 años, el cantante y actor neoyorquino que formó junto a Paul Simon el dúo más célebre de la música contemporánea, está de gira en Europa por primeravez en solitario. Actuará en España los tres próximos días: hoy, sábado, en Madrid; mañana, en Barcelona; y el lunes, en Valencia. Han pasado 15 años desde que cantó junto a Simon en nuestro país, tras el éxito de su histórico concierto en 1981 en Nueva York. Ahora presenta un disco para celebrar su "amor a América" tras una larga gira, de costa a costa, según contó en una entrevista telefónica.

Más información

Across America, el álbum grabado en directo en Ellis Island -la isla situada frente al puerto de Nueva York donde miles de emigrantes desembarcaron en busca del sueño americano- es una exhibición artística de Art Garfunkel (1941, Queens, Nueva York) para que el público se haga una idea de cómo es él en directo.Desde finales de los años ochenta, este artista quiso probar y desarrollar su aptitud para hablar al público, liderar su propia banda, hasta convertirse en el artista en vivo que es hoy día: "Ahora sé que esto es lo que más me gusta", dice ahora, con seguridad. "Viajar de ciudad en ciudad con mi fantástica banda y en ocasiones con mi esposa, que hace voces, y mi hijito, que canta muy gracioso. Así es como he ocupado todo mi tiempo en los últimos años. Y cuando acabé de cruzar Estados Unidos, millas y millas desde Nueva York, donde vivo, hasta el Pacífico, quise grabar este concierto en Ellis Island para celebrar este amor que he experimentado por América durante todo mi viaje",.

En el disco resultante Garfunkel se acompaña de su esposa, Kim, y de los tres James de su vida: "Me sigue gustando James Taylor porque canta y hace una música maravillosa, es muy buen amigo y sentimos un respeto y admiración mutuos. Jimmy Webb es el compositor más romántico de todos, y de algún modo me crucé en su camino. Y James Garfunkel es mi niño de guardería, que me roba el corazón y algo más, pero que está en edad escolar y quiero que crezca y estudie como un niño normal", explica.

Un portavoz de la compañía discográfica advirtió. al entrevistador que convenía no preguntar a Garfunkel sobre su antiguo compañero de éxitos Paul Simon, pese a ser éste autor de una decena de los temas grabados en Across America. A la hora de la verdad, al cantante de Puente sobre aguas turbulentas no le disgustó recordar los viejos tiempos. ¿Y su hijo James -fue la pregunta para romper el hielo hipotético- suele ver los dibujos animados de Tom y Jerry? El artista tardó en reaccionar, soltó una carcajada y contestó: "No sé, pero sí, yo era Tom cuando Paul Simon y yo formamos el dúo Tom y Jerry, exactamente en 1956, cuando logramos nuestro primer éxito en las listas con Hey schoolgirl".

Garfunkel ya ha grabado en estudio un nuevo álbum con una idea común: canciones de un padre a un hijo. "A la hora de seleccionar autores y temas para realizar un nuevo disco, siempre tenderé a pillar los primeros clásicos de Irving Berlin y Jerome Kern, canciones hermosas y elegantes de amor. También buscaré en lo que James Taylor ha grabado, y que la gente no conoce muy bien, para descubrírselo, para que se haga conocido, como ya he hecho en este disco reciente, donde incluyo su tema Secret of life, que me parece una auténtica canción de padre a hijo y que ya interpreto en esta gira", prosigue.

"Y siempre me fijaré en la música que compone Stephen Bishop, que para mí es el gran autor subestimado en Estados, Unidos. Si por mí fuera, haría un álbum entero de canciones de Stephen Bishop, un compositor tremendamente lírico y romántico. Y, por supuesto, deberé- considerar a Randy Newman por ser el compositor con las letras más inteligentes de América, y también me interesaré por lo que esté haciendo Joni Mitchell. Gallagher y Lyle escriben canciones que le van mucho a mi estilo; hacen exactamente a la medida lo que yo busco. Grabé A heart in New York porque ellos la escribieron como una canción muy similar a The boxer, pero lenta, una demostración perfecta de que saben lo que es ideal para mi voz. Son mis favoritos. No me emociono con los autores, con la música que está saliendo. Odio decirlo, pero compro muchos discos, les presto atención, y estoy muy decepcionado con lo que está sucediendo".

En sus conciertos Garfunkel se acompaña de grandes músicos, entre ellos Steve Gadd, que ya vino en la anterior visita de 1982; está considerado uno de los baterías más completos del mundo, y según el propio cantante es "el músico mas atractivo y sexy que puede haber en escena"; el teclista Kim Bullard, que perteneció a la banda Poco en su época más pop, y el guitarrista Eric Weissberg, conocido por Duelo de banjos, tema central de la película Deliverance, de John Boorman y fue número uno en Estados Unidos en 1973.

Cinco filmes en 30 años

En 1967, Mike Nichols, director de cine y teatro, pidió a Simon y Garfunkel canciones para su segunda película, El graduado. Trabó amistad con el dúo e intuyó que podría trabajar con Garfunkel no sólo como músico, sino también como actor: "Nunca nos dijo nada mientras estuvimos trabajando en la banda sonora de El graduado, y más tarde me llamó y se vino a mi casa en el East Side de Nueva York, al lado de un convento. Yo estaba hablando con unas monjas en la acera y él pasó junto a nosotros con su limusina. Bajó la ventanilla y me dijo: 'Hola. Aquí tienes el guión. Quiero que lo leas. Sé que nunca has hecho una película, que piensas que no eres un actor, pero yo creo que sí . El guión era Trampa 22. Lo cogí todo nervioso e inseguro, y cuando lo leí y pensé sobre mi personaje, el capitán Nat Lee, empecé a darme cuenta de que no podía ser tan difícil y que podía hacerlo".Y así Garfunkel se estrenó como actor. Al año siguiente repitió con Nichols en Conocimiento carnal, junto a Jack Nicholson y Ann Magrett, pero tardó ocho años en volver al cine para interpretar al lado de Theresa Russell y Harvey Keitel Contratiempo, de Nicholas Roeg. Y desde entonces hasta ahora sólo dos filmes más: Good to go en 1986 y Boxing Helena en 1992, de Jennifer Lynch.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de mayo de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50