La Ley Bosman se aplica a medias desde que entró en vigor

Las federaciones deportivas de los países de la Unión Europea (UE) y al Espacio Único Europeo están aplicando sólo a medias la sentencia Bosman sobre libre circulación de jugadores, según ha notificado la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) a los presidentes de sus 18 miembros. La ACB, a raíz de la propuesta para la apertura total de fronteras en el baloncesto europeo apadrinada por el secretario general de la Federación In ternacional (FIBA), Borislav Stankovic, ha tenido conocimiento de la existencia de una resolución de la Comisión Jurídica de la UE que habilita a los jugadores de otros 16 estados a disfrutar de los mismos derechos laborales que los países de la UE. Los países no pertenecientes a la UE a los que se extiende ese privilegio son Turquía, Chipre, Malta, Suiza, Hungría, Polonia, Rumania, Eslovaquia, Letonia, Estonia, Lituania, Bulgaria, República Checa, Eslovenia, y los dos magrebíes Marruecos y Túnez. Los jugadores de estos países están, desde abril de 1996, fecha en la que la Comisión Jurídica organismo europeo comunicó su resolución, en disposición de ser contratados por cualquier club en calidad de comunitarios. En virtud de esta resolución, el búlgaro Stoichkov o el rumano Gica Popescu, por ejemplo, pueden jugar en el Barca como comunitarios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS