Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mobutu cierra la puerta a una solución negociada en la crisis de Zaire

La grave crisis que vive el Zaire se aleja de cualquier solución negociada. "Las cosas se han estropeado en las últimas horas", reconoció ayer una fuente diplomática de la Unión Europea. "El régimen de Mobutu Sese Seko parece que opta por el suicidio". Los problemas que han surgido se centran, como se esperaba, en el asunto clave: qué negociar.

El líder rebelde, Laurent Kabila, sólo está dispuesto a un encuentro cara a cara en Suráfrica que sirva de trasferencia del poder. Mobutu, que ayer convocó a la prensa extranjera y después canceló el encuentro sin explicación, se niega en rotundo a discutir su dimisión o una eventual marcha del país." ¡Quiere una transición durante dos años!", exclama el diplomático europeo echándose las manos a la cabeza. "No creo que [Nelson] Mandela [presidente de Suráfrica que juega un papel de mediador] esté muy satisfecho con lo dicho por Honoré Ngbanda", asesor de Mobutu, que rechazó cualquier compromiso en este punto. Ngbanda, que fue ministro de Defensa y es de los duros del mobutismo, es apodado Terminator por el pueblo.

Kabila, mientras, no pierde la oportunidad para añadir presión al régimen. Ha decretado la movilización general en Shaba (Katanga), conquistada hace dos semanas por sus tropas. Según el propio Kabila, su Alianza de Fuerzas Democráticas para la Liberación del Congo-Zaire (AFDL) cuenta ya con 100.000 soldados, perfectamente armados y pagados, para iniciar el esperado y temido asalto a Kinshasa.

Los rebeldes están ya en las puertas de Kikwit, la Ilave de la capital". Los rumores, aquí muy extendidos, les sitúan también en Cabindu (Angola), preparados. para tomar Matad¡ y subir hasta aquí desde el sur. "Sea verdad o no, su avance va a ser muy rápido, no hay oposición militar alguna", asegura un misionero español que lleva 17 años en Zaire y que fue evacuado de Kindu este año.

Las Embajadas se hallan en situación de alerta. Tienen preparada al detalle la concentración de sus ciudadanos en el caso de que comiencen los saqueos y sea necesaria una evacuación. Hay muchos nervios por la decisión de EE UU de ordenar la salida inmediata de sus nacionales. La legación española tiene almacenados alimentos suficientes para dar de comer durante cinco días a los 140 españoles que están en Kinshasa. Las tres grandes compañías aereas europeas (Air France, Sabena y Tap) que todavía vuelan a la capital zaireña han sostenido una reunión en la que han tratado la suspensión de los vuelos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de abril de 1997