Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE ABRIL

Dávila Miura, emocionado ante su alternativa

Eduardo Dávila Miura, nieto del ganadero fallecido Eduardo Miura, es un joven novillero de 23 años que esta tarde se convertirá en matador de toros. Una alternativa sorprendente, incluso para el propio torero, porque ni su nombre figuraba en las quinielas iniciales ni estaba en sus planes acceder al escalafón superior en la Feria de Sevilla.

Es el empresario de la Real Maestranza, Diodoro Canorea, quien ofrece a su apoderado tal posibilidad cuando éste sólo pretendía hablar de su presencia en el ciclo de novilladas. Eso es, al menos, lo que cuenta el propio Dávila Miura. "Efectivamente", dice, "mi idea era continuar esta temporada como novillero y tomar la alternativa al final del año; la propuesta de Canorea era arriesgada, pero muy tentadora y emocionante; lo pensamos con detenimiento y decidimos aceptarla a pesar de que pueda parecer precipitada. Soy un hombre muy afortunado; como torero sevillano es un inmenso honor al que intentaré responder como mejor sepa".

MÁS INFORMACIÓN

Vestido de corto

Dávila Miura debutó con picadores el 5 de junio de 1995 y participó ese año en 12 festejos y en 35 en la temporada siguiente; no ha pisado la plaza de las Ventas y su presentación en Sevilla la hizo vestido de corto en un festival celebrado a finales del año pasado. "Tiempo habrá para todo", afirma el torero; "ya sé que es una carrera corta y rápida, pero nunca he estado dispuesto a poner dinero por torear; además, me he encontrado muy verde para acudir a Madrid".Se ha criado en el campo, conoce la finca de Zahariche, donde pastan los miuras, como la palma de la mano y alguna vez, asegura, pensó en tomar la alternativa con un toro de la familia. "Siempre se piensa, pero... tomarla en Sevilla es demasiado fuerte", añade, y "mucha gente dice que soy un osado porque me lo juego todo a una carta; si, además, lo hiciera ante un toro de mi casa, me llamarían loco de remate".

El pasado 22 de marzo el novillero resultó herido en una pierna por una vaca en el tentadero. No se ha recuperado de la lesión, que aún le sangra, lo cual no le impedirá estar esta tarde en la plaza. "Hace dos días aún tenía la herida abierta", explica, "pero no me molesta y puedo torear perfectamente; vamos, que si estoy mal, no será por la pierna". Lo cierto es que toreó hace unos días una novillada en Santisteban del Puerto y se encontró bien. "No me acordé de que estaba herido, ésa es la verdad", dice "Lo queme preocupa", añade, "es que todos los matadores vienen a Sevilla con cinco o seis corridas matadas y yo, que soy un novato, sólo he participado en dos novilladas".

La corrida de hoy, 5ª de la Feria de Sevilla: toros de Jandilla para Emilio Muñoz, Víctor Puerto y Eduardo Dávila Miura, que tomará la alternativa. A las 18.30.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de abril de 1997