Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cuatro permisos municipales que necesitan las obras se reducirán a dos

El Ayuntamiento de Madrid pretende que el laberinto burocrático que ha de atravesarse para conseguir licencias de construcción y de reforma se reduzca. Los reponsables de la Gerencia de Urbanismo presentarán hoy en el pleno municipal el borrador de unas nuevas ordenanzas para agilizar los pasos.Actualmente, si un ciudadano quiere construir -o reformar- un bar, por ejemplo, necesita cuatro licencias: de obra (el proyecto de lo que se quiere hacer), de ocupación (certificación del arquitecto contratado que avale que lo construido responde a lo que figuraba en el plano original), de actividad (proyecto de los aparatos e infraestructuras necesarias) y de funcionamiento (escrito del arquitecto que certifica que los aparatos son los acordados). El Ayuntamiento quiere reducir estos cuatro pasos a dos, según explicó Ignacio del Río, concejal de Urbanismo: la de obra y ocupación, de una tirada, y la de actividad y funcionamiento, de otra.

Tras la aprobación por el pleno, el borrador se someterá en mayo a un periodo de información pública. Del Río confía en que el texto definitivo entre en vigor en mayo junto con el Plan General de Urbanismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de marzo de 1997