Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos partidos secuestran a sus rivales en la lucha por controlar un pueblo de chiapas

En el poblado mexicano de Venustiano Carranza (Chiapas) no hay orden ni ley. Dos grupos se disputan, a veces a tiros en plena calle, la alcaldía y la propiedad de la tierra, desde hace meses. El secuestro de 13 personas el pasado martes enrareció aún más el ya tenso clima. Militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ganó la alcaldía, retuvieron el pasado martes a seis miembros de un partido izquierdista: opositor, que ha tomado la presidencia municipal. Los comuneros respondieron a los priístas con la misma moneda: encarcelaron a siete de ellos en la prisión local. La policía permaneció impasible en la cercana comisaría. Los conflictos por asuntos de tierra y religión se han recrudecido en la región donde en 1994 la guerrilla zapatista se rebeló en armas. El estallido de una guerra civil en Venustiano Carranza es inminente, advierten.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 1997