Aigües Tortes podría volver a integrarse en la red estatal de Parques Nacionales

Creada una comisión interministerial para la reforma de la ley de aguas

El parque natural de Aigües Tortes, situado en Lleida y gestionado por la Generalitat de Cataluña podría volver a recuperar su categoría de Parque Nacional e incorporarse a la red estatal de parques. En el inicio, ayer, del debate parlamentario para reformar la Ley de Conservación de la Naturaleza (cogestión de Parques Nacionales), la ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, recogió el guante lanzado por CiU para que este, parque se reintegre en la red nacional que abandonó al transferir la competencia de su gestión a Cataluña en los años ochenta.

Bajo la atenta mirada de varios de los conservacionistas que han abandonado el Consejo Asesor del Medio Ambiente (CAMA), el pleno del Congreso inició ayer la tramitación de la reforma de la Ley de Conservación de la Naturaleza para adaptarse a la sentencia del Tribunal Constitucional que obliga a compartir la gestión de los parques nacionales con las autonomías.El pleno rechazó las enmiendas a la totalidad presentadas por IU y el PSOE donde se recocían propuestas de grupos conservacionistas, como otorgarles más participación en los órganos de gestión, incorporar directivas europeas sobre aves y hábitats o dotarles de más financiación estatal.

En el curso del debate el diputado de CiU por Lleida, Ramón Companys sorprendió al pleno con la propuesta de que un ecosistema emblemático para Cataluña, como el Parque Natural de Aigües Tortes-Lago San Mauricio, cuya gestión pasó a depender íntegramente de la Generalitat en los años ochenta, recupere la categoría de Parque Nacional.

Fuera del hemiciclo, Isabel Tocino recogió el guante. Dijo que si el Gobierno catalán solicita su incorporación a la red estatal, su departamento estaba dispuesto a aceptar la petición, ya que reúne ecosistemas que en la actualidad no están representados en la red. "Su incorporación se haría respetando el derecho a seguir gestionándose como hasta ahora y manteniendo su financiación [autonómica]", aseguró la ministra.

Aunque la reforma de la ley que ahora se tramita pretende dar cabida a la cogestión estatal y autonómica de los parques, si se mantiene la singularidad de Aigües Tortes, podría generar un agravio comparativo con los otros, cuyo modelo de gestión ha comenzado a debatirse en el Parlamento. Tocino precisó que una vez aprobadas las normas básicas, cada parque se regirá según. el convenio de colaboración que se pacten con las comunidades autónomas donde están emplazados.

La ministra no descartó, así mismo, que se de entrada a la iniciativa privada en la conservación de los parques. En todo caso, está decidida a que participen las poblaciones de sus entornos en su conservación y gestión para evitar el divorcio tradicional entre sus habitantes y los gestores.

Borradores

El diputado por Guadalajara, José Luis Ros, calificó de "irresponsabilidad" que se retire obligatoriedad de que los pescadores y cazadores en estos entornos deban someterse a un examen específico.

Por otro lado, la ministra Isabel Tocino, salió al paso de las acusaciones de privatización [indirecta] del agua que se desprende del borrador de anteproyecto de reforma de la Ley de Aguas, conocido anteayer. "Es uno de tantos borradores; no es el definitivo", afirmó, aunque es el mismo texto emitido por el ministerio estos días a las asociaciones agrarias. Tocino dijo que se ha creado una comisión interministerial presidida por su departamento en la que intervienen Agricultura, Economía, Industria, Sanidad e Interior para perfilar el alcance de este borrador.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS