Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'DECRETAZO', EN EL CONGRESO

El PNV acusa a PRISA de "caza de brujas" contra el nacionalismo vasco

Txabarri apoya al Gobierno, pero critica su intervencionismo

El Partido Nacionalista Vasco defendió ayer abiertamente la regulación de la televisión digital hecha por el Gobierno, si bien lamentó una "excesiva intervención en alguno de los aspectos", y enfatizó el propósito de "evitar en el sector televisivo situaciones de abuso de posición dominante". El representante del PNV en el debate, Joxe Joan González de Txabarri, acusó desde la tribuna al Grupo PRISA de haber "generado, activado y dirigido una caza de brujas contra el nacionalismo vasco, y el PNV en particular, en los últimos meses".

, González de Txabarri quiso desmarcarse del debate sobre la constitucionalidad de la regulación realizada por el Gobierno y buscó como bandera la defensa de "los intereses de los ciudadanos" y la mejora de la calidad de oferta y precios de los servicios de televisión.El representante del PNV se refirió a la fecha del acuerdo entre Antena 3 TV y Canal + sobre, los derechos de transmisión del fútbol como "ese nefasto 24 de diciembre" y pidió a los grupos políticos que no actúen en defensa de posiciones empresariales.

Lamentó la existencia de "excesivos recelos" que impiden que el debate se centre y se encuentren los puntos de acuerdo en lo político y en lo empresarial "para que un sector tan importante pueda encontrar los raíles a través de los cuales pueda ir funcionando". Y habló también de "excesiva intervención en alguno de los aspectos".

Después, sin mediar incitación ni debate con ningún otro grupo parlamentario, acusó al Grupo PRISA (empresa editora de EL PAÍS) de practicar la caza de brujas con el PNV. Ésta es la transcripción de sus palabras:

"Dado que se han hecho a lo largo del debate una serie de manifestaciones en torno al Grupo PRISA, sí quisiéramos manifestar desde el Grupo Vasco respecto a esas posiciones de monopolio que ha conocido en los últimos años en el mercado, que entendemos que este grupo ha sido un grupo beligerante con posiciones que defendemos desde él Grupo Vasco y desde el PNV, como es la concepción de un Estado plurinacional, de un Estado pluricultural, de un Estado plurilingüe, y es muy beligerante con posiciones que en democracia se pueden defender y sostener, y que este grupo no comparte".

"Dificilmente desde el Grupo Vasco podríamos dar apoyo a unas situaciones no ya sólo de monopolio, con las que no estamos de acuerdo, sino que en segunda derivada son además beligerantes, y en extremo, con posiciones que son fundamentales para el PNV. Desde una pretendida ilustración, desde una pretendida intelectualidad, desde posiciones que miran por encima del hombro a aquellos que opinan distinto y sustentan posiciones políticas en democracia no se puede actuar con la arrogancia, con la suficiencia, con el desprecio que se actúa desde dichas tribunas, y mucho menos además hacerlo desde el monopolio".

"Hablaba el señor Rubalcaba de caza de brujas. Desde el PNV quisiéramos indicarle que si de caza de brujas estamos hablando en los últimos meses en relación a estos temas, la caza de brujas es la que produce y genera el Grupo PRISA en relación al nacionalismo vasco. Lo digo desde esta tribuna, que la caza de brujas que se conoce en los últimos meses... Se lo digo al grupo PRISA desde aquí, desde está tribuna... Quiero terminar, señor presidente, sólo afirmando, una consideración que entiendo fundamental: que, dado que se ha hablado de caza de brujas en el debate, desde el PNV quisiéramos indicar que la caza de brujas que se ha conocido en los últimos meses en relación al nacionalismo vasco en general, al PNV en particular y a alguno de sus máximos dirigentes es la caza de brujas que se ha generado, que se ha activado y que se ha dirigido desde el Grupo PRISA".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997