Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

lnsultos y agresiones a concejales del PP y el PNV en el Ayuntamiento de Rentería

Simpatizantes de Herri Batasuna (HB) insultaron, amenazaron y terminaron agrediendo a concejales del PN-V y el PP en el Ayuntamiento de Rentería (Guipúzcoa) por haber rechazado, en el pleno extraordinario de ayer, la moción presentada por los de HB para que se condenase la detención y el encarcelamiento de los dirigentes de la coalición por el vídeo de ETA. El alcalde, Miguel Buen (PSE-EE), tachó de "'incivilizados" a quienes la emprendieron a golpes, así como a los ediles de HB por no impedirlo.

, HB pretende que todos los ayuntamientos de Euskadi condenen la detención y el encarcelamiento de los miembros de su Mesa Nacional por negarse a declarar ante el Tribunal Supremo sobre la difusión, durante la campana electoral de 1996, de un vídeo en el que ETA exponía sus condiciones para dejar las armas.Así, su grupo municipal presentó ayer en el de Rentería, en un pleno extraordinario, una moción con la pretensión de que fuera aprobada y enviada tanto al Supremo como al propio Gobierno central, pero fue rechazada después de 20 minutos de argumentaciones y contra argumentaciones. Sus cinco votos no pudieron con los 16 del PSE-EE (ocho), el PNV (dos), Eusko Alkartasuna (dos), el PP (dos) e IU (dos).

La tesis defendida por los representantes de HB fue que "el conflicto entre Euskal Herria y el. Estado debe solucionarse a través del diálogo y la aceptación de los derechos de Euskadi", para lo cual el Ejecutivo debe encaminar sus pasos hacia la negociación y dejar de lado la represión.

El público que asistió al acto, seguidor en buena parte de HB, empezó profiriendo insultos y amenazas contra los ediles de los demás partidos, al comprobar que su respuesta era negativa, y terminó escupiéndolos, zarandeándolos e incluso golpeándolos. Dos del PP y uno del PNV fueron los que salieron peor parados en la trifulca, que no paso a mayores por la intervención de la guardia municipal.

El alcalde, Miguel Buen Lacambra, considera que HB está utilizando de forma partidista la detención de sus dirigentes. En su opinión, no se puede aceptar, bajo ningún concepto, la alternativa planteada por una organización que está recurriendo de forma permanente a la violencia para tratar de imponer sus ideas. "HB realiza un gran ejercicio de demagogia", dijo, "puesto que reclama el derecho a decidir libremente y conculca constantemente lo que decidimos la mayoría de los que aquí vivimos".

A su vez, el presidente del PP guipuzcoano, Ricardo Hueso, también mostró su repulsa por lo ocurrido y defendió a su compañeros agredidos, José Luis Caso y Concepción Girona. Según él, "HB y sus partidarios son totalmente incapaces de aceptar los resultados de una votación democrática cuando no coinciden con sus propósitos".

Tras los incidentes de Rentería, media docena de encapuchados incendiaron anoche en la localidad navarra de Cizur Menor un autobús, después de desalojar a sus ocupantes. En San Sebastián, también un grupo de encapuchados lanzaron cócteles mólotov contra una Kutxa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997

Más información

  • El pleno rechazó una moción de la coalición contra el Supremo