Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Preocupación" y `asombro" en el fútbol por su regulación en TV

Los clubes insisten en respetar los contratos firmados

"Preocupación" y "asombro" fueron los términos más repetidos ayer por los dirigentes del fútbol español al conocer el anteproyecto de ley orgánica con que el Gobierno quiere regular el deporte televisado. La Federación Española, nada más tener conocimiento de su contenido, se lo ha remitido a un catedrático de Derecho Administrativo al considerar que presenta varias dudas jurídicas. "Tendrá contestación de los clubes", fue, por su parte, el aviso del presidente del Athletic, José María Arrate.

, Varios directivos de clubes reconocieron haber recibido insinuaciones de dirigentes políticos para asegurarse apoyos a las tesis del Gobierno sobre el fútbol televisado. El Secretario de Estado para el Deporte, Pedro Antonio Martín Marín, ya ha advertido a Antonio Baró, presidente de la Liga de Fútbol, la necesidad urgente de tratar este asunto entre ambos."La Federación Española de Fútbol (FEF)", informó su secretario general Gerardo González, "ha enviado el anteproyecto publicado en los diarios para que se realice un informe jurídico por parte de expertos".

Los clubes, por su parte, esperan su asamblea del próximo viernes, convocada hace 15 días, para formar un frente común ante las pretensiones del Gobierno. "Será el momento de pronunciarme", indicó el presidente de la Liga Profesional, Antonio Baró, decidido ya a convocar elecciones y optar a la reelección.

"Los clubes estamos ahora más unidos que nunca. Cuando alguien quiere quitamos el dinero [por las cifras millonarias de los contratos de televisión] llega el momento de unificar las fuerzas", señaló Pedro Nieto, presidente del equipo más modesto de la Primera División, el Extremadura. En su opinión, la pretensión del Gobierno es una "barbaridad". "Parece que para el Gobierno en este país no hay más interés general que el fútbol", siguió lamentándose el presidente del club extremeño, que subrayó: "Lo que tenemos que hacer los clubes es irnos todos a casa y que el Gobierno monte el fútbol".

Intervencionismo

"Me parece un insulto a la inteligencia media de los españoles", fue el calificativo que mereció el anteproyecto para el presidente del Tenerife, Javier Pérez. "Los clubes", añadió, "no hemos pedido al Gobierno que se meta en nuestras negociaciones con la televisiones. Le hemos pedido que nos rebaje el IVA y nos aumente el porcentaje del dinero de las quinielas".

"Me da la impresión de que la situación se puede complicar. Tendrán la contestación de los clubes; así de claro", manifestó el presidente del Athletic, José María Arrate.

Los dirigentes reconocieron que el Gobierno, con su medida, les arrebata la exclusividad del fútbol televisado. Su consecuencia inmediata sería la obligación de revisar los contratos firmados con Canal + y Antena 3. %Quién correrá con las responsabilidades del incumplimiento de contratos firmados a que nos lleva el Gobierno?", se preguntó el presidente del Sporting, José Fernández, quien se respondió: "Los contratos se firman para cumplirse". Luis Uranga, máximo dirigente de la Real Sociedad, insistió en que "el Gobierno debe respetar los contratos que se firman bajo la libertad de mercado y de competencia".

El Real Madrid, según su tesorero Juan Onieva, quiere estudiar el anteproyecto antes de pronunciarse. Por su parte, Joan Gaspart, vicepresidente del Barcelona, afirmó: "Espero que no haya peligro con el dinero a ingresar por los equipos de fútbol".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de febrero de 1997