Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidencia regional asume la dirección de IU de Alcalá

La presidencia regional de IU dirigirá la agrupación de Alcalá de Henares (163.000 habitantes) durante los dos próximos meses, tras los que convocará elecciones para que los militantes alcalaínos elijan una nueva dirección. La regional plasmó el miércoles esta decisión en un escrito en el que explican que obedece a las agresiones que se produjeron entre militantes durante la última asamblea celebrada en Alcalá el 15 de enero. Allí se decidió romper las negociaciones con el PSOE para presentar una moción de censura contra el alcalde, Bartolomé González (PP). El sector duro del PCE, la Plataforma de Izquierdas, cree que se trata de una maniobra para reanudar las conversaciones y ha anunciado que recurrirá."Asumimos las competencias plenas de la asamblea de Alcalá, sus órganos de gobierno quedan sin funciones y será la presidencia regional la que convoque, en el plazo aproximado de dos meses, a los militantes alcalaínos para que se reúnan en asamblea extraordinaria y elijan un nuevo consejo político local", explicó ayer el coordinador de áreas de IU de Madrid, Miguel Remeses.

Entretanto, la dirección regional trabajará codo con codo con el coordinador local, Miguel Polo, para llevar a buen puerto la comisión municipal que preside este último y que está investigando si el socialista Florencio Campos, ex alcalde de Alcalá, cobró comisiones ilegales a empresas adjudicatarias de obras del Ayuntamiento. Así se recoge en la resolución aprobada el miércoles con 35 votos a favor y 3 en contra de los representantes de Plataforma de Izquierdas.

Expedientes

Además, como ya se anunció, se abrirá expediente a los militantes que la presidencia regional considera que provocaron los incidentes violentos. Se trata de seis de las personas que más enconadamente defienden en Alcalá no pactar con el PSOE, y todos ellos son de la Plataforma de Izquierdas. Este sector cree que los incidentes -insultos y algún empujón-, que no es la primera vez que se producen en Alcalá, se están utilizando como excusa para dirigir desde Madrid la agrupación complutense. Susana López una de las tres personas que votó en contra de la resolución, aseguró ayer que el hecho de que desde Madrid se disuelvan los órganos de gobierno de Alcalá va contra los estatutos de IU, y anunció que recurrirá la decisión ante el Comité Federal.El PP gobierna en Alcalá con 11 ediles, frente a los 9 del PSOE y los 7 de Izquierda Unida. Los socialistas llevan desde las pasadas elecciones pidiendo a IU que firme un acuerdo para gobernar conjuntamente. Ofrecimiento que cuenta con las bendiciones de la Federación Socialista Madrilleña. Pero la coalición complutense no se pone de acuerdo sobre la moción de censura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de enero de 1997