300.000 coreanos protestan contra la nueva ley laboral

Las centrales sindicales surcoreanas decidieron ayer unir sus fuerzas y movilizaron a cerca de 300.000 personas en todo el país contra la nueva ley laboral, aprobada precipitadamente por el Parlamento en ausencia de la oposición el pasado 26 de diciembre. Las dos grandes centrales sindicales del país, la radical Confederación Coreana de Sindicatos (CCS) y la moderada Federación de Sindicatos Coreanos, están dispuestas a realizar movilizaciones diarias hasta lograr la retirada de la ley. Sólo en Seúl, consiguieron concentrar ayer a 50.000 manifestantes delante del Parlamento ante el que gritaron insistentemente dos consignas: "Solidaridad y lucha" y "Anulad la mala ley".Los sindicatos recordaron al Gobierno que la fecha límite para la derogación de la ley es el próximo 1 de marzo, y el líder de la CCS, Kwon Yung-kil, destacó que no aceptarán una revisión de la polémica regulación laboral "si el Gobierno no la anula previamente".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS