El Rey inauguró ayer la Acería Compacta de Sestao

Seis meses después del cierre de Altos Hornos de Vizcaya (AHV), el rey Juan Carlos inauguró ayer en Sestao (Vizcaya) la Acería Compacta de Bizkaia (ACB), la empresa que toma el relevo de AHV en el sector siderúrgico vasco.Don Juan Carlos, que aprovechó la visita para conversar con un familiar de Cosme Delclaux, secuestrado por ETA, destacó el carácter simbólico de la ACB, que encarna "el empeño y, el esfuerzo de todos por salir adelante y por devolver a esta parte de nuestro país el protagonismo que tuvo en el pasado".

La inversión de la acería ha sido de unos 55.000 millones y ha supuesto la creación de 300 puestos de, trabajo. La mayoría del accionariado es privado, aunque el primer accionista es la CSI. Al acto asistió el lehendakari, José Antonio Ardanza y el ministro de Industria, Josep Piqué.

El lehendakari José Antonio Ardanza aprovechó la presencia en el acto de inauguración de 200 representantes del mundo político y empresarial para reclamar a las Administraciones y a las empresas privadas que vuelvan la mirada hacia la Margen Izquierda, la zona del País Vasco más, castigada por las reconversiones industriales y el paro. Ardanza dijo que el proyecto de aceria resume la voluntad de "no dejarse atrapar por los demonios del pasado, de no resignarse a convivir con los conflictos del presente, y de afrontar decididamente el futuro para hacer de él un tiempo de bienestar".

La ACB prevé producir anualmente 950.000 toneladas de chapa de acero laminada, que tendrán un único cliente. La CSB posee el 32 % de la Acería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de enero de 1997.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50