"Rusia no está madura para la democracia occidental", dice Lébed

"Rusia no está madura para la democracia occidental, que no corresponde totalmente a nuestras tradiciones", afirmó el general Alexandr Lébed en una entrevista concedida el pasado lune1 a Le Monde y otros medios extranjeros. Lébed reiteró su intención de aspirar a la sucesión de Borís Yeltsin y se mostró convencido de que la enfermedad del presidente ruso obligará a convocar elecciones anticipadas en los próximos. meses.

Más información

"Soy partidario de una sola dictadura, la de la ley, como ocurre en todos los países democráticos civilizados", dijo al matizar su juicio sobre la inmadurez de Rusia para la democracia. Lébed, que quiere contribuir a la creación de una clase media rusa, se declaró, "por supuesto", partidario de la economía de mercado. Pero en Rusia, subrayó, "el único mercado que se ha establecido es el de los sobornos". Manifestó además que busca el voto del "80% de la población" que ,vive "por debajo del umbral de pobreza". "La incapacidad física para gobernar de Borís Yeltsin se hará evidente para todos en un máximo de dos rneses", de claró el que fuera hasta su destitución, en octubre pasado, secretario del Consejo de Seguridad y el más popular de los candidatos a suceder a Yeltsin.Lébed desmintió el rumor que le vincula como futuro aliado del alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, a quien calificó como "representante por excelencia del funesto capitalismo nomenklaturista" y consideró su "principal rival". El actual primer ministro, Víktor Chernomirdin, y el líder del Partido Comunista, Guennadi Ziugánov, son para el popular general "bazas ya jugadas, como [Mijail] Gorbachov". Del primero vaticinó que terminará por convertirse en el "chivo expiatorio" de los actuales hombres de poder en el Kremlin; sobre el segundo pronosticó que será "destituido de la jefatura del partido en menos de dos rneses". Los comunistas, dijo Lébed, están divididos. La base "se escindirá en tres partes: una fracción pequeña seguirá a la izquierda radical; otra, no muy grande, se pasará al partido de VIadímir Zhirinovski, y la tercera, con mucho la principal, me seguirá a mí".

(o Le Monde / EL PMS

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de enero de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50